El concejo paga 500 euros al mes por la comunidad del centro social de Soto

El equipamiento público está todavía sin uso debido a problemas legales

25.10.2015 | 03:45

El centro social de Soto de Llanera, adquirido recientemente por el Ayuntamiento, le cuesta al municipio 500 euros al mes por gastos de comunidad. Se trata, de momento, de un gasto que no conlleva ningún beneficio para los vecinos, ya que el equipamiento, por el momento, no se puede usar debido a unos intrincados problemas legales que el municipio lleva meses tratando de resolver.

La compra del edificio fue un compromiso adquirido por el anterior equipo de gobierno, encabezado por el popular José Avelino Sánchez, que ahora su sucesor al frente de la Corporación, el socialista, Gerardo Sanz, está tratando de resolver para darle una salida. Si bien el regidor aseguró poco después de acceder al cargo que no iba a estar dispuesto a emprender en Soto "proyectos faraónicos", con lo cual se supone que no se harán grandes inversiones para acondicionar los edificios, y que se tratará de aprovecharlos al máximo con el menor esfuerzo económico posible.

Los vecinos se quejan, además, de que el Ayuntamiento tiene arrendado otro local por seiscientos euros al mes, al que apenas se le da uso, con lo cual se están gastando 1.100 euros al mes, a su juicio, de una manera poco razonable, cuando hay otras muchas necesidades en la parroquia.

Otra cuestión es el uso que se le dará al centro social. Desde un primer momento, los vecinos quisieron hacer valer su derecho a decidir las actividades que se debían emprender en el centro, y el Ayuntamiento de Llanera pareció dispuesto a aceptar esta exigencia.

No obstante, se había insistido desde un momento en que el equipamiento será para uso de todos los vecinos de Llanera, y no sólo para los de la parroquia de Pruvia.

Ahora lo importante es desenmarañar los problemas legales que impiden que el centro pueda ser usado . Un informe que había encargado el PSOE cuando estaba en la oposición llegaba a concluir que los propietarios de la urbanización de Soto de Llanera podían tener derecho a veto de las instalaciones, esto es, que si uno solo de ellos quería impedir que cualquier vecino del concejo usase las instalaciones tendría capacidad legal para hacerlo. Todos estos problemas habrán de resolverse para dar uso al edificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine