Lne.es »

González: "Villaviciosa debía un homenaje a Elisa Obaya, que salvó cientos de vidas"

Los maliayeses saldan su deuda con la farmacéutica local, que destapó el fraude del metílico y que desde ayer tiene una plaza en la Villa

15.11.2015 | 04:48
Familiares y allegados, ayer, junto al negocio y la casa familiar de María Elisa Fernández Obaya.

"Es un homenaje debido a María Elisa (Álvarez Obaya), que con depurada profesionalidad salvó centenares de vida, y también es un homenaje debido a Villaviciosa". Así se expresó Etelvino González, presidente de la asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa Cubera, colectivo que impulsó y propuso a la corporación municipal que le dedicasen la plaza del Crucero, donde se encuentra su casa natal, y que desde ayer lleva su nombre.

Esta farmacéutica maliayesa destapó el fraude del metílico, hace más de cincuenta años, en Haría (Lanzarote). Fue una intoxicación alimentaria por consumo de bebidas que llevaban alcohol metílico que mató a más de cincuenta personas, aunque pudieron ser muchas más. De ahí que Villaviciosa tuviera una cuenta pendiente con María Elisa Fernández Obaya, a pesar de que ella en vida rechazó los reconocimientos. "Villaviciosa le debe un homenaje en gratitud y justicia", destacó Etelvino González. Además de los familiares de la farmacéutica, asistió al descubrimiento de la placa el vicesecretario del Colegio de Farmacéuticos de Asturias, Juan Roces Díaz.

A continuación se proyectó en el teatro Riera el documental "Metílico". El director de la obra, Emilio Ruiz Barrachina, viajó expresamente desde Madrid para ejercer de maestro de ceremonias en la presentación en Villaviciosa de la cinta que recuerda la importante labor investigadora que realizó la maliayesa. Relacionó las intoxicaciones con el consumo de licores, aguardiente y ginebra y descubrió que llevaban metanol.

La plaza ubicada entre la calle Sol y la travesía Sol, que comunica con la calle del Agua, se llama desde ayer plaza María Elisa Fernández Obaya, farmacéutica. La placa cuelga en la fachada de la que fue su casa natal y el negocio familiar, Casa Mero, que fundaron sus padres.

El alcalde, Alejandro Vega, empleó en su discurso un fragmento del artículo que escribió sobre la homenajeada el periodista naveto Fernando Canellada, subdirector de La Provincia-Diario de Las Palmas, del mismo grupo que LA NUEVA ESPAÑA: "Llevó con discreción su vida y ejercicio profesional, personificando la discreta humildad del sabio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine