DELFÍN CUERVO | Presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono de Asipo

"Se han instalado o promovido polígonos industriales sin atender a la demanda"

"Asipo, que se costea con las cuotas de los asociados, es solvente, aunque tenemos dificultades para afrontar reformas estructurales"

20.11.2015 | 04:21
Delfín Cuervo.

Delfín Cuervo es el presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono de Asipo desde hace ocho años. El área, integrada por 195 empresas, se encuentra en un momento de crecimiento después de haber recibido un duro golpe a causa de la crisis. Todas esas empresas, más el parque empresarial situado en sus terrenos, suman cerca de 2.000 puestos de trabajo. La implantación fundamental en el polígono es de pequeña empresa, en sectores como la construcción, maquinaria, madera, distribución, productos farmacéuticos y suministro de hostelería. La media de ocupación por empresa se sitúa en los nueve trabajadores.

-Su polígono fue pionero.

-Asipo es peculiar porque proviene totalmente de iniciativa privada. En su día hubo una serie de personas, entre las cuales estaba Abundio Gascón, que decidieron comprar unos terrenos que pertenecían a Explosivos Riotinto. Buscaron a más gente interesada en el proyecto, compraron los terrenos, costearon la urbanización y empezaron a vender parcelas. Toda la infraestructura fue creada por la iniciativa privada, que se conserva hoy. Lo mantenemos con las cuotas de los asociados.

-¿Eso es una ventaja o un inconveniente?

-Tiene la ventaja de que está configurado por una junta rectora con diez miembros, formada por propietarios, que llevan la gestión. Y tenemos la capacidad de tomar decisiones de forma libre respecto de lo que nos parece interesante y lo que no. No tenemos ninguna dependencia de las administraciones y podemos conseguir servicios que de otra manera no se podrían conseguir, como, por ejemplo, la vigilancia privada, que hace que la incidencia de robos sea mínima.

-¿Y hay inconvenientes?

-Sí. A pesar de que somos un polígono solvente, tenemos dificultades para afrontar gastos de reformas estructurales de calado, como la renovación del firme de los viarios u otras actuaciones. Eso sin la administración pública sería un coste muy alto. Con esta salvedad, estamos satisfechos.

-En los últimos años ha habido grandes desarrollos de suelo público. ¿Demasiados?

-Posiblemente. Creo que se decidió la instalación o promoción de polígonos industriales sin atender a la demanda. Así pasó que hay muchos polígonos que tienen un grado de ocupación bajo. Sería más interesante saber dónde se demanda suelo industrial y favorecer la promoción de polígonos en ellas. Eso es, en definitiva, lo que se hizo aquí. Pasó un período amplio de tiempo hasta que se pudo aglutinar la suficiente demanda y capacidad económica que garantizase un grado de ocupación aceptable.

-¿Cree que estar en Llanera es una ventaja competitiva?

-Sí. Estamos estratégicamente situados. Los accesos por autopista son muy buenos y la disposición en la zona central nos permite acceder de forma rápida a las principales capitales. De hecho, los principales polígonos están asentados en esta zona.

-Se sigue hablando de crisis. ¿En qué punto estamos?

-Es cierto que hubo un período en plena crisis, en 2009, en el que hubo una caída de actividad próxima al 45 por ciento. Ahora mismo parece que las cosas están yendo algo mejor. La sensación que tengo es que las cosas mejoran, pero, por otra parte, se ha instalado en el sector empresarial una precariedad que nos va a costar mucho tiempo solventar.

-¿En qué sentido?

-Creo que se ha tendido a una devaluación terrible, y volver a los niveles en los que nos encontrábamos nos va a suponer bastante tiempo. Es cierto que el PIB aumenta, pero, ¿a qué coste? Hablo a nivel empresarial y desde el punto de vista del trabajador. Hay una psicosis de bajada de precios que se está convirtiendo en un problema, no solo aquí, por la competencia de los países emergentes que tienen unos costes laborales infinitamente más bajos.

-Dicen que para luchar con esto es necesaria cualificación.

-Hay un discurso recurrente respecto al I-D+i, que me parece un planteamiento estupendo y que favorece el desarrollo económico de cualquier región y de cualquier país, pero es una solución a largo plazo. También está la internacionalización. Para eso hay que tener un tamaño de empresa determinado. Y, además, el momento de salir al exterior es cuando te encuentras en una situación económica buena.

-¿Tiene Asipo posibilidad de crecimiento?

-Sí. Estaba prevista la ampliación del polígono hacia la falda del Naranco, pero está paralizada porque la demanda de suelo industrial no es elevada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine