Jornadas gastronómicas consolidadas

Noreña celebra hasta el 8 de diciembre sus jornadas de los callos, las más veteranas de la región, en las que 20 establecimientos repartirán miles de raciones de sus recetas

04.12.2015 | 13:22
Preparación de unos callos

Según el calendario va descolgando los días otoñales, la Noreña gastronómica va alcanzando el cenit de sus elaboraciones y de sus viandas más típicas. En las mesas de las casas de comidas se ven con más frecuencia los humeantes sabadiegos, el picadillo, el adobu y sobre todo los digestivos callos, cuya demanda se multiplica en estas fechas como protegiéndose del frío. Noreña mantiene su alto nivel culinario gracias a los callos, su especialidad por excelencia desde comienzos del siglo XX y la que más dificultades presenta para su correcta elaboración. No hace muchos años, las guisanderas de la zona comenzaban tan laboriosa preparación los lunes, bacochándolos, que es lo mismo que cambiarles el agua tras el primer hervor y tenerlos disponible los sábados, pues la materia prima -aunque abundante- necesitaba de esmerada limpieza. Hoy en día, los callos ya vienen muy limpios, la mayoría de importación, se ha ganado al tiempo, pero hay mujeres que aún prefieren limpiarlos al estilo tradicional, para no retirarles demasiados sabores. Se trata de un plato exquisito, con tantas variedades como guisanderas los elaboran y con un precio siempre admisible, dada la dificultad de su correcta elaboración.

Desde 1968, la Villa Condal organiza a primeros de diciembre unas jornadas dedicadas a este producto. Son las jornadas gastronómicas más veteranas de la región, y este año se celebran del 4 al 8 de diciembre. Comienzan hoy, viernes, aunque el miércoles 2 el gastrónomo José Antonio Fidalgo dio el pregón de esta 48.ª edición durante un acto celebrado en el hotel Cristina.

Esta emblemática cita, organizada por la Junta Local de Hostelería, reúne año tras año a miles de comensales. En esta edición, que arranca hoy, participarán 20 establecimientos, todos ellos de tradición chacinera, que ofrecerán menús especiales o cartas en las que los callos tendrán un protagonismo especial. La lista la integran Sidrería Restaurante La Tenería, Sidrería Restaurante González, Sidrería Restaurante Fermín, Sidrería Restaurante El Casero de la Villa Condal, Restaurante Rolsan, Restaurante Letual, Restaurante Ca´Sabi, Bar La Plaza, Vinatería Chiquito, Casa El Sastre, Restaurante La Ferrada, Hotel Cristina, Hotel Cabeza, Tapería San Marcos, Sidrería La Sala, Envero, La Tena de Carmen, El Garabatu y Vinoteca La Cepa. También La Tenería Cañas y Vinos, Bar Chiringo, El Café de Chelo, El Viejo Almacén, El Bar sin Nombre, Café Cabido, Café Bar El Retiro, Café Bar L´Galbana y Confitería Alicia. Las opciones está claro que son numerosas. Son miles las personas que acuden cada año a estas jornadas, atraídos especialmente por los aromas tradicionales y la untuosidad de este plato cocinado con el mimo y esmero típico de la cocina asturiana. El secreto de los callos asturianos es la calidad de las chacinas empleadas (tacos de jamón) que, junto con las manitas de cerdo, redecilla o panza de novilla y pata de vaca, así como los propios callos, lavados y troceados, aportan ese toque ahumado y gelatinoso tan característico.

El concejo siempre ha gozado de un merecido puesto en el arte culinario. Las industrias cárnicas y chacineras del municipio han conseguido que cuente con una base importante para realizar una gastronomía de calidad, destacando sus callos, el adobo, las mollejas, la fabada y los sabadiegos, que cuentan con una institución que los promociona: la Orden del Sabadiego, cofradía gastronómica fundada en 1988 que busca impulsar y fomentar el consumo del chorizo de Sabadiego. Además de estas jornadas gastronómicas que se prolongarán hasta el martes 8 de diciembre, los que acudan a Noreña podrán disfrutar de diversas actividades organizadas por el Consistorio de la Villa Condal. Denominadas "Los conciertos de los callos", comenzarán mañana, a las 20 horas en el quiosco de la música, con la actuación de Charly Teibol. Mañana, domingo, la sesión vermú, a partir de la una del mediodía, estará amenizada por "La Bandina" y la "Banda de Música de Noreña". Será en el mismo escenario pero, si la lluvia aparece, se trasladará a la sala polivalente La Plaza. El lunes, día 7, en el quiosco de la música estará la Banda de Gaites "Villa y Condáu de Noreña". Será a partir de las 13.30 horas. El martes 8, último día de las jornadas, será el turno de "Falcone/Kuhl", dúo de jazz, quienes estarán a las 13.30 horas en el quiosco de la música, si el tiempo acompaña. De lo contrario, se pospondría para otra ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine