CONSUELO ÁLVAREZ | Concejala de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación

"En ayuda a domicilio no hay lista de espera pero el presupuesto se queda corto"

"El perfil de los receptores de salario social ha cambiado, ahora hay gente de clase media en situación insostenible"

08.12.2015 | 04:40
Consuelo Álvarez, en el Cruce de Posada.

Consuelo Álvarez (IU) es la concejala de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación, un área a la que el gobierno tripartito -que la formación comparte con el PSOE y Somos- ha querido dar un impulso importante.

-Hay una especial sensibilidad con el área de bienestar social desde que empezó la crisis. ¿En qué punto estamos ahora?

-En los últimos años aumentó bastante el número de familias que necesita algún tipo de ayuda de Bienestar Social. De hecho, las familias que reciben salario social van aumentando. Cuando yo entré, hace cinco o seis meses, andaban por las cien; los últimos datos hablan de 126 familias.

-¿Ha cambiado el perfil de esas familias?

-Sí. Ahora es más variado. Aparte del perfil que se consideraba siempre como familia receptora de estas ayudas, hay también mucha familia considerada media, que durante unos años tenía trabajo con sueldos medianamente dignos y que ahora, al quedar al paro, quedaron en una situación insostenible, con gastos de hipoteca, hijos, etcétera. Lo que se puede sacar en conclusión es que cualquiera podemos ser perceptores de salario social, ayudas de emergencia o cualquier otro servicio, tal como están las cosas. Porque, aunque supuestamente el trabajo está repuntando, los sueldos no dan para llegar a fin de mes. Hemos firmado, también, con el Principado un convenio contra la pobreza infantil. Son 700 euros por familia, y llega para 22 familias, y otro contra la pobreza energética, del que las familias pueden obtener un máximo de 300 euros por familia.

-¿Es fluido el servicio de ayuda a domicilio o hay listas de espera?

-Ahora mismo no hay lista de espera. Hay alguna persona que lo pide con previsión de futuro por si en un momento determinado lo necesitan, pero no hay ningún caso realmente de espera de personas que lo necesiten. Tenemos 114. Aquí lo más importante es la financiación. Estamos a la espera de que nos digan qué cantidades van a aportar el Principado y el Ministerio. El Ayuntamiento está cubriendo casi el 50 por ciento del servicio, y con eso ahora mismo queda bastante justo. Lo que teníamos estipulado en el plan concertado es probable que se nos quede corto. Si siguen aportando la misma cantidad, tendremos que ampliar la aportación local.

-¿Y la teleasistencia?

-Hacen uso de ella unas cincuenta personas. En este caso, con el presupuesto que tenemos ahora podríamos cumplir sin problema un aumento de la demanda. Aquí se incluyen mujeres víctimas de violencia machista.

-Un asunto, la violencia machista, en el que han incidido últimamente con un buen número de actividades.

-Sí, y todavía nos quedan cosas por hacer. Vamos a presentar en el mes de enero el vídeo del flashmob que se hizo en Lugo contra la violencia y el vídeo de "Micromachismos", un trabajo que hizo un grupo de chavales, que preguntaron a los vecinos de Posada y Lugo temas relacionados con las ideas acerca de los hombres y las mujeres.

-Ustedes apuntan a la educación como solución.

-Sí, hay que empezar educando desde pequeños. De hecho, hicimos incluso actividades en la escuela de bebés, aunque con un tratamiento distinto. Actividades encaminadas a los buenos tratos, a la expresión de emociones, el contacto, etcétera. Y la idea es seguir haciendo actividades de continuo, no solo en noviembre, porque lo cierto es que los estereotipos que se reproducen hoy son los mismos que reproducíamos hace 20 años. Se sigue asociando todo lo bueno a los hombres y lo negativo a las mujeres, y sigue habiendo muchas reticencias a utilizar el lenguaje inclusivo, o cuestiones como el distinto concepto que tenemos de hombres que "ligan" mucho, que son unos machotes, mientras que si lo hace una mujer está mal visto.

-El PP insiste en que, al contratar algunas de estas actividades, favorecen a empresas o asociaciones ideológicamente afines.

-Yo, por ejemplo, respecto a la violencia machista, pedí a varias asociaciones que nos presentasen un proyecto de actividades y presupuesto, y al final eliges las que mejor encajen. Supongo que siempre te van a gustar unas actividades más que otras, no por quien te las presenta sino cómo las presenta. A la hora de contratar, en los baremos procuro dejar claro qué es lo que queremos en los proyectos, si el precio u otras cuestiones, para dejar el menor espacio posible a la subjetividad. En realidad, contratas las actividades que mejor te encajen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine