El gobierno municipal inicia contactos con la industria para dar empleo a los jóvenes

La Corporación sella un acuerdo con Tudela Veguín para que los universitarios hagan prácticas en la fábrica de Aboño

10.12.2015 | 04:36
Sobre estas líneas, la alcaldesa (en primera fila, tercera por la izquierda), junto al resto de ediles y trabajadores de Tudela Veguín. A la izquierda, durante la visita.

El gobierno socialista ha iniciado una ronda de contactos con las industrias del concejo para dar salidas laborales a los jóvenes universitarios. Así lo anunció ayer la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, durante su visita a la fábrica de cementos Tudela Veguín en Aboño.

La regidora, que estuvo acompañada por los concejales del equipo de gobierno y de la oposición, adelantó que su objetivo es "fomentar la empleabilidad de las personas del municipio y en concreto ayudar a los vecinos que hacen módulos de Formación Profesional o estudian una carrera para que puedan tener su primera experiencia laboral en este grupo empresarial o en cualquier otro que quiera sumarse a nuestro proyecto".

Con este fin, el gobierno local ya se ha reunido con Sontara, firma que cuenta con una delegación en el concejo y que está dedicada a la fabricación de productos con aplicaciones médicas y toallitas, y lo hará esta mañana con Asturfeito en sus instalaciones de Tabaza (Logrezana).

La alcaldesa calificó de "satisfactorio" el encuentro mantenido ayer con la dirección de la empresa de Aboño, especializada en la elaboración de cemento gris e integrada en la corporación Masaveu. Amelia Fernández confía de hecho que este sea "el principio de una colaboración fructífera, que se alargue en el tiempo". "Es muy importante que en años de recesión económica y de caída del volumen de producción, una firma mantenga el empleo. Y ese esfuerzo es de valorar", manifestó. Más aun cuando el número de trabajadores carreñenses es tan elevado. "Basta hacer un simple recorrido por las instalaciones para comprobar que hay muchas caras conocidas", señaló.

Durante la visita, la alcaldesa también trasladó a los responsables de la empresa sus planes para la antigua escuela de La Sabarriona, en Carrió. Fernández detalló que las instalaciones fueron cedidas hace años al Ayuntamiento por parte de Tudela Veguín para la puesta en marcha del centro de iniciativa rural de la parroquia y el aula digital. El objetivo es ahora transformar la planta baja del edificio en una factoría musical para apoyar a los jóvenes grupos del concejo. El aula estará dotado de una sala de ensayos y de grabación. La alcaldesa dio a conocer este novedoso proyecto a la directora general de relaciones institucionales y de comunicación del grupo, Alicia Castro Masaveu; al director de la fábrica de Aboño, Iván Menéndez, al responsable de Medio Ambiente de Cementos Tudela Veguín, Fernando Treguerres, y al portavoz de la asesoría jurídica de la Corporación Masaveu, José Luis Sáenz de Santamaría. Todos ellos acompañaron a los ediles carreñense en su recorrido por las instalaciones, que comenzó con una sala informativa de Iván Menéndez y concluyó dos horas después en la sala de control. En ella, los concejales comprobaron que el proceso de obtención del cemento está completamente automatizado. "Es muy interesante conocer de primera mano los entresijos del interior de una empresa con tanta implantación en nuestro municipio. Y me pareció sorprendente la importancia que tienen los residuos no peligrosos en la valorización energética", concluyó Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine