Lne.es »

El sector sidrero pide una categoría profesional para la figura del escanciador

El objetivo es que el nuevo convenio incluya una clasificación especial para dignificar a los echadores, "que cumplen un papel similar al del sumiller en el vino"

16.12.2015 | 04:08
El campeón Jorge Vargas brinda un culete, junto al resto de los diez primeros clasificados, en la Villa.

El sector sidrero quiere potenciar y profesionalizar la figura del escanciador, un trabajo que va "más allá" del de camarero. El presidente de Ocio y Turismo de Asturias (OTEA), José Luis Álvarez Almeida, persigue que el convenio colectivo, que está en negociaciones, incluya la clasificación de escanciador para aquellos profesionales que se "forman y esfuerzan" por mejorar. Considera fundamental incluir esta categoría y diferenciación. Así lo afirmó ayer en Villaviciosa, con motivo de la entrega de premios del XXII Campeonato Oficial de Escanciadores.

Su propuesta fue gratamente recibida por el organizador del concurso, Enrique Tuya, pues es una demanda que persiguen desde hace tiempo. La Asociación de Escanciadores de Sidra plantea también el reconocimiento de una categoría profesional para los echadores. "Recogemos el guante para remar todos en la misma dirección", apuntó. En la misma línea se manifestó Javier Nievas, representante de Caja Rural, patrocinador del campeonato. Destacó la "necesidad de dignificar la figura del escanciador".

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias, Ceferino Cimadevilla, fue más allá: "Queremos que la figura del escanciador alcance el reconocimiento que en el vino tiene el sumiller". El presidente de la Mancomunidad de la Comarca de la Sidra, Rogelio Pando, sostiene que deben "trabajar todos" para conseguir que la Unesco declare a la bebida emblema de Asturias Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Así que animó a celebrar estas fiestas con sidra de la región y destacó que los responsables públicos son "embajadores" del mosto asturiano allá por donde van. El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, cree que "se necesita mayor reconocimiento en general" para que se traduzca, por ejemplo, en iniciativas como la reciente del Gobierno regional de crear la demandada marca de calidad de "Sidrerías de Asturias", como distintivo de los establecimientos que cuidan la bebida y su escanciado. "El Ayuntamiento de Villaviciosa quiere comprometerse más. Abrimos un proceso para potenciar el Festival de la Manzana" y el sector en general.

Enrique Tuya confía en que todas estas declaraciones de intenciones "no queden en buenas palabras" y abogó por "remar todos en la misma dirección".

En lo que respecta al Campeonato Oficial de Escanciadores, Tuya animó a que en las próximas ediciones participen más sidrerías de la región. "Queremos que estén representadas las más punteras", con la intención de encontrar "nuevos valores", apuntó. También pretenden lograr "más presencia en las redes sociales y los medios de comunicación", al igual que le gustaría que haya más presencia femenina.

Jorge Vargas recibió el premio de campeón, después de haber acumulado 214 puntos. Sus compañeros no se lo pusieron fácil, así que tuvo que espabilar y los triunfos en las dos últimas pruebas fueron claves para su clasificación final al lograr puntuaciones récord que rozaron casi la perfección en medidas, estilo y tiempo. Fue uno de los representantes de Sidrerías "El Mallu", de Gijón, ganadoras en la modalidad por equipos, una de las novedades de este año.

El subcampeón es Wilkin Aquiles (también de "El Mallu"), uno de los veteranos en el podium de los escanciadores. Otro compañero de la sidrería, Salvador Ondó, quedó tercero. Los siguientes puestos fueron, por este orden, para: Jeison Franco, Loreto García, Pablo Álvarez, Jonathan Trabanco, Pablo Suárez, Moisés Martínez y Abraham Castellanos. Todos ellos cerraron la entrega de premios como mejor saben: escanciando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine