Lne.es »

Posada cuida la comida

"Cómo se manejan los alimentos influye en la transmisión de enfermedades", afirma la experta Raquel Álvarez

17.02.2016 | 03:57
Raquel Álvarez Sánchez imparte el curso de manipulador de alimentos.

La seguridad alimentaria es una de las grandes preocupaciones, al menos teóricamente, en la sociedad actual, y la normativa es cada vez más estricta al respecto. Hoy es necesario y obligatorio que las personas tengan una formación para saber cómo tratar los alimentos a lo largo de toda la cadena, de todo el proceso que va desde que el producto se recolecta hasta que llega al consumidor final.

Cada momento tiene una formación específica, pero en cualquier caso existen unos estándares que todos tienen que saber. Esto implica que las personas que quieran acceder a puestos de trabajo relacionados con los alimentos, desde la producción hasta la hostelería, deben tener unos fundamentos básicos en esta materia.

Con vistas a propiciar que la gente se forme de cara a posibles empleos, la Concejalía de Bienestar Social de Llanera ha promovido un curso de manipulador de alimentos que ha resultado ser un éxito, tanto que ha tenido que abrir una nueva matrícula para incorporar a muchos interesados que se habían quedado sin plaza.

La responsable de impartir el curso es la psicóloga y formadora Raquel Álvarez Sánchez, que se trata, fundamentalmente, de conocer "las relaciones básicas entre la salud y la nutrición, lo que es una buena o mala praxis a la hora de manejar los alimentos y las consecuencias que puede tener en la transmisión de determinadas enfermedades".

Se enseña, entonces, dónde tienen que hacer hincapié, cuáles son los procedimientos de trabajo, los tipos de microorganismos y bacterias que pueden producir la contaminación y las formas de evitarla.

Esta es una cuestión que, en cierto modo, sirve para todo el mundo, ya que estas prácticas, aunque en menor escala, se hacen todos los días en la cocina de cualquier hogar. Y aunque hay gente con mejores y peores nociones de lo que es correcto, la mayoría se sorprenden de muchas prácticas y hábitos cuyas consecuencias desconocían. "Cuando acabamos los cursos, mucha gente me dice que había muchas cosas que ni se habían planteado hasta ahora", explica la docente.

Hay cuestiones que deberían saberse, como no mezclar los alimentos crudos con otros elaborados, porque se pueden contaminar; no descongelar la comida a temperatura ambiente sino en el frigorífico cuando hay tiempo, o en el programa de descongelado del microondas o el horno, cuando se va a cocinar inmediatamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine