Los aguilandeiros toman el mercado

Los personajes de la mascarada de San Juan de Villapañada animan la cita comercial con la participación de vecinos, vendedores y visitantes

27.02.2016 | 04:13
Los personajes: la vieya y el vieyo, l´afeitón y los maragatos fueron algunos de los encargados de animar el mercado.

Los aguilandeiros pusieron patas arriba el mercado de Grado. Como marca la tradición de esta mascarada, llevaron la escenificación a la villa moscona, donde encontraron la participación de vecinos, vendedores y visitantes. Los personajes del oso y el diablo atemorizaron a los niños que disfrutaban de la cita comercial, entre risas nerviosas.

La comitiva, acompañada con gaita y tambor, partió desde la Casa de Cultura y recorrió el mercado de arriba a abajo recogiendo el aguilando. Nueces, berzas, miel, pan y quesos fueron algunos de los pagos del público.

Los personajes de los vieyos se metieron con todo el mundo y la señora parió un pájaro muerto en dos ocasiones, una delante de la escultura de "La Muyerina". El escobón no paró de barrer allá por donde pasaba y el afeitón dejó sin un pelo en la cara a unos cuantos vecinos. Por su parte, la pareja de maragatos dieron buena cuenta de las canciones y bailes tradicionales de la época.

Los aguilandeiros son una mascarada navideña que el estudioso de la tradición oral del concejo Xosé Ambás y Álvaro Valdés, de la asociación cultural "Territorio Bron", recuperaron en la parroquia de San Juan de Villapañada después de setenta años desaparecida. Y ya llevan dos ediciones cosechando el éxito de participantes y público. Para cumplir con los mandatos de la tradición, era indispensable bajar la comparsa a la villa de Grado, tal y como hicieron siempre los mozos de la parroquia.

Una visita que conquistó a todo el mundo y que animó como pocas veces la cita comercial más importante del concejo. Ahora, los aguilandeiros descansarán para preparar las actividades del próximo año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine