Marián González: "No sabemos qué es esperar a un camión de Cruz Roja cargado de arroz"

La filóloga animó a reflexionar sobre las cosas buenas de la vida en un animado pregón de la Semana Santa de Grado

12.03.2016 | 04:49
Marián González durante la lectura del pregón, ayer, en Grado. Al fondo, Roberto Rodríguez, hermano mayor de la Cofradía, y Lucía Pola, cofrade.

Nueve ideas sobre las que reflexionar en Semana Santa. Marián González Rúa, filóloga tevergana y directora del departamento de Idiomas de la Facultad de Turismo, leyó ayer el pregón de Pasión en Grado en la capilla de Los Dolores, donde animó a los moscones a pensar en todas las cosas buenas que tienen en la vida. "Parar un momento y pensar que si alguien ofrendó su vida para que vivamos en paz, bien merece que recapacitemos sobre aquellas cosas que podamos hacer para realizar cambios positivos en nuestras vidas", afirmó.

El pregón, organizado por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, resultó muy ameno y divertido. De hecho, en varias ocasiones consiguió sacar la carcajada a los moscones. González repasó sus recuerdos en el concejo, su tradición agrícola y comercial, así como sus fiestas más significativas. Pero también hubo tiempo para la Semana Santa. La filóloga repasó uno a uno los días de Pasión, sus significados y oficios religiosos tradicionales.

Y ofreció nueve ideas para reflexionar. Lo primero, el poder despertar cada día y disfrutar de los seres queridos, para pasar al segundo punto, "un nuevo día para aprender y ganarnos el pan, es una oportunidad que tenemos", dijo. González también invitó a pensar sobre la alegría de tener un hogar donde vivir. Y la comida: "No sabemos lo que debe sentirse al esperar que llegue un camión de Cruz Roja cargado de arroz, nunca nos hemos tenido que parar en la parte de atrás de un restaurante a esperar que saquen las sobras de comida para alimentarnos", recapacitó.

En ese listado tampoco podían faltar la familia, los amigos y las mascotas o la suerte de vivir en un país democrático, "no tenemos tanques y soldados caminando por nuestras calles". Las recomendaciones de González finalizaron con una invitación a disfrutar de los pequeños momentos agradables del día a día. Por último, la salud, precisa para cumplir con todas las anteriores ideas. Esas son las pautas que considera González para encarar la Semana Santa en el Año de la Misericordia.

La filóloga también detalló las obligaciones de todos los miembros de las cofradías, en las que el amor al prójimo "debe ser concreto y real". Un pregón, el quinto organizado por la Cofradía, cargado de ilusión por mejorar los aspectos más nimios del día a día y que invita a reflexionar sobre el sentido de la vida. A valorar lo bueno frente a lo malo tras la muerte de Cristo en la cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine