Sánchez-Ocaña: "El cerdo es un manjar básico y para nada tóxico"

El periodista y el crítico Carlos Maribona reciben "orgullosos" el premio "Porcófilos" de Noreña

19.03.2016 | 04:57
Ramón Sánchez-Ocaña, Mariano González y Carlos Maribona, ayer, en Noreña

La pasión, devoción y entrega hacia las bondades del cerdo vivió ayer su máxima expresión en Noreña, dónde dos amantes de la gastronomía ligada a los productos porcinos, el periodista asturiano Ramón Sánchez-Ocaña y el crítico gastronómico Carlos Maribona recibieron orgullosos el distintivo de "Porcófilos 2016". Un reconocimiento creada hace un lustro para premiar a destacados defensores del animal de culto de la Villa Condal.

Los actos comenzaron con la lectura del pregón por parte del polifacético artista Ramón García Linares, que recordó su reconocimiento como "Jamón de Oro" por parte de a Junta local de Hostelería de Tineo para reivindicar su trayectoria en defensa de los productos porcinos y bromear con comparaciones sobre el potencial de la industria cárnica tinetense y noreñense. "Una fábrica de allí vale por todas las de aquí", comentó con humor.

Seguidamente, los nuevos Porcófilos recibieron la blusa matandera y la figura del "Gochu Vencedor", obra del artista ovetense y autor de los premios "Goya" José Luis Fernández y tomaron la palabra para reivindicar su pasión por el animal.

"El cerdo es un manjar básico y para nada tóxico", afirmó Sánchez-Ocaña en una admirada intervención en la que empleó versos que impresionó a los asistentes, mientras que Carlos Maribona prometió defender al cerdo asturiano allá por donde le lleve el destino. "Hace dos años me nombraron embajador de la gastronomía asturiana y hoy me autoproclamo embajador del cerdo porque me considero un apasionado del mismo" declaró poco antes de degustar un menú plagado de exquisitos bocados de productos porcinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine