Lne.es »

Cayés pide que la obra de la capilla de La Ponte complete la de la casona, ya en marcha

La propiedad rehabilita el edificio de los Díaz de Campomanes, del siglo XVII

20.03.2016 | 04:23
Obras en la casona de los Díaz de Campomanes, en La Ponte.

Los vecinos de Cayés se han mostrado satisfechos por el inicio de las obras de restauración de la casa solariega de los Díaz de Campomanes, que forma parte del conjunto monumental de La Ponte, por el que los residentes luchan para que recupere su esplendor y sea restaurado en su totalidad.

El propietario de la casona inició días atrás las obras de rehabilitación del edificio, que se encontraba en muy malas condiciones. "Era algo que llevábamos tiempo esperando, porque el conjunto de La Ponte tiene un importante valor y debe conservarse", dijo el presidente de la asociación de vecinos de la parroquia, Luis Álvarez.

La casona fue construida en el siglo XVII por una de las familias ilustres asentadas en la parroquia de Cayés. Los Díaz de Campomanes son un linaje procedente de la localidad de Barrios de Luna, en la vecina provincia de León, que se instaló en Asturias por el matrimonio de María de Illanes, dueña de la casa, y Francisco Díaz de Campomanes. Aunque el edificio originario databa del siglo XVII, la construcción que se conserva fue levantada sobre la anterior en el año 1836.

Tiene dos pisos más una buhardilla, y un cuerpo adosado de una sola planta a la izquierda de su fachada. La planta baja presenta una puerta de doble hoja en el centro con una ventana a cada lado. Todos estos vanos tienen adornos con molduras barrocas en los marcos.

Está provista, también, de un balcón central, que constituye su elemento más destacado, volado sobre repisa de piedra y con balcones a ambos lados, enrasados en el muro. La cornisa es de piedra moldurada, los muros de mampostería y hay un destacable trabajo de sillería en los marcos y las cornisas.

En el conjunto monumental de La Ponte se van cumpliendo hitos poco a poco, después de años de lucha vecinal. El más reciente ha sido la restauración del corredor del molino, que se encontraba muy deteriorado, y que ha supuesto la culminación de la rehabilitación exterior del edificio, si bien falta todavía el interior.

Ahora, tras la restauración de la casona, queda pendiente la de la capilla, que los vecinos esperan que la propiedad emprenda a continuación, y la del propio puente.

Respecto a éste, los vecinos están a la espera, por una parte, de que se recuperen los pretiles originales de piedra, que en un tramo fueron sustituidos por quitamiedos metálicos que le restan autenticidad, y por otra, de que el Principado cumpla con las recomendaciones de Patrimonio. Éstas son la colocación de semáforos y la limitación de la tara de los vehículos que lo atraviesan, para contribuir a su conservación o, al menos, evitar más daños en la infraestructura.

En cualquier caso, y aunque todavía quedan varios asuntos pendientes, la sensación de los vecinos del entorno de La Ponte es que, por fin, se está actuando para poner en valor definitivamente un conjunto monumental que está entre lo más valioso del patrimonio de Llanera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine