El Ayuntamiento estudiará poner cámaras en el campo del Atlético Lugones

El objetivo es evitar los robos que sufre el recinto deportivo, el último este lunes

06.04.2016 | 02:41

El Ayuntamiento de Siero estudiará, de manera coordinada con el Atlético Lugones, la posibilidad de instalar un sistema de videovigilancia en el campo de fútbol Santa Bárbara, localizado en La Acebera y en el que juegan y entrenan todas las categorías del club. Una medida con la que el consistorio pretende frenar los sucesivos robos registrados en el recinto deportivo, donde este mismo lunes se produjo un asalto que dejó daños materiales por un importe estimado de 10.000 euros.

Este nuevo robo, el octavo que sufre el recinto en apenas tres años, preocupa en el seno del Ayuntamiento de Siero, que pretende agilizar la instalación de medidas de seguridad que puedan ser disuasorias y, al tiempo, facilitar la labor policial en caso de que se registren nuevos asaltos al recinto. Para ello, el alcalde de Siero, Ángel García, ha solicitado al presidente del Atlético Lugones, José Luis Álvarez, que le remita los estudios encargados por el club sobre la instalación de cámaras de seguridad en el recinto. La intención del regidor sierense es entregárselos a los técnicos municipales para que analicen su coste y las implicaciones técnicas, para, acto seguido, consensuar con el propio club qué sistema es el más adecuado para el Santa Bárbara.

La implicación del Atlético Lugones, de hecho, resulta crucial, ya que en el consistorio se baraja que la instalación de las cámaras corra a cargo del propio Ayuntamiento de Siero, toda vez que el recinto es municipal, pero para su gestión y mantenimiento se pretende contar con la entidad deportiva, usuaria de las instalaciones.

Este último robo registrado en el Santa Bárbara es también el que ha dejado secuelas más graves. En el pasado ya habían penetrado en las oficinas y en un cuarto de material, pero en esta ocasión los ladrones reventaron las puertas y la persiana de seguridad de la cafetería (de la que sustrajeron un jamón, una televisión y un bote con propinas), y también las puertas de la oficina, probablemente buscando un dinero en metálico que no había.

Como es usual en estos casos, el mayor quebranto para el club no es lo robado, sino los cuantiosos daños materiales causados por los ladrones al penetrar en las instalaciones deportivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine