Ana Campa: "Se prevén más plagas en las fabas al subir las temperaturas"

La investigadora del Serida destaca que se ha logrado una variedad más resistente genéticamente al hongo oídio

13.04.2016 | 04:12
Ana Campa, ayer, en la exposición de la Casa de los Hevia.

Las fabas ya notan los efectos del cambio climático. Los investigadores del programa de genética vegetal del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) son conscientes y tratan de anticiparse. Una de ellos, Ana Campa, destaca que el incremento de la temperatura afecta a las plantaciones y también supone un aumento de patógenos. "Se prevén más plagas por el calor", destaca la investigadora.

Un ejemplo es la aparición del "efecto oídio", que es un hongo con gran capacidad para extenderse en el cultivo que empezó a detectarse hace unos 8 años. Los científicos del Serida han logrado una variedad, mejorada genéticamente, que es más resistente a esta enfermedad. Las soluciones para adaptar las plantaciones al cambio climático son trabajar en la mejora genética y el cambio de ciclos.

Este programa para dar con variedades más resistentes a enfermedades como la virosis o la antracnosis (enfermedad fúngica) se centra principalmente en la faba de la granja, por ser la más demandada. Están a la venta variedades mejoradas como andecha, sinara, maximina, xana y maruxina. No se aprecian diferencias en las semillas, pero sí en la planta, que es más resistente. Lograr un nuevo tipo supone entre diez y doce años de investigación y trabajo.

Ana Campa explica que otra línea de investigación del programa de genética vegetal del Serida es el análisis genético, que aporta la base del conocimiento. Además, trabajan en la conservación de recursos fitogenéticos. Disponen de una colección de semillas con el objetivo de conservar las variedades locales, de las que se mantienen unas 400. No sólo son importantes para "conservar este material", también sirve de fuente para obtener plantas más resistentes a las enfermedades. "Son variedades locales, rústicas y muy adaptadas a la zona". El sector también demanda diversificar el cultivo y el ejemplo es la apuesta por la verdina.

El Serida expone hasta el domingo en la Casa de los Hevia parte de su colección de semillas, algunas de las variedades mejoradas y locales, así como una muestra de judías españolas con marca de calidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine