06 de mayo de 2016
06.05.2016

Menos familias piden ayuda a Cáritas en Siero por el desbloqueo del salario social

La entidad benéfica alerta del incremento de las peticiones para sufragar gastos vinculados a pagar comida, recibos o material escolar

06.05.2016 | 03:47
Díaz Noval, Fal y Carmen Álvarez, ayer, en Cáritas de la Pola.

Los diez equipos de Cáritas en el arciprestazgo de Siero atendieron, en 2015, a 319 familias, un 31% menos que en el año anterior. Un descenso que, a decir de los técnicos de Cáritas, se explica por la mayor agilidad en la tramitación del salario social por parte del gobierno autonómico, y que contrasta con el incremento de peticiones de ayuda para cubrir diversas necesidades vinculadas con el hogar (principalmente la alimentación y el pago de algunos recibos) y para adquirir material escolar.

Estas son, en resumen, las conclusiones de la memoria anual de Cáritas en el Arciprestazgo de Siero, que fue presentada ayer en la sede de Cáritas en la Pola por Isidro Fal (Coordinador Arciprestal de Siero), el sacerdote Alejandro Díaz Noval (Delegado Arciprestal) y la trabajadora social Carmen Álvarez, de la Red de Acogida de Cáritas Asturias. Una memoria que, pese a constatar ese descenso porcentual del número de familias que piden ayuda a Cáritas Parroquial, sigue dibujando un panorama social muy complicado.

Y es que, de las 319 familias que atendió la entidad en el Arciprestazgo de Siero, un total de 52 acudían por vez primera a Cáritas. Una cifra que constata que la crisis sigue golpeando con dureza a las familias. Sumando los miembros de estas 319 familias, el número de personas atendidas ascendió a 1.008.

De esas 319 familias atendidas, todas salvo una solicitaron ayudas a la alimentación, lo que supuso una inversión de 138.534 euros (un 10% más que en 2014). Aparte, 58 familias solicitaron ayudas destinadas a cubrir necesidades vinculadas a la vivienda, lo que supone un incremento del 28% respecto a 2014. De ellas, 35 familias pidieron ayuda para pagar suministros, y las otras 23 para el abono de alquileres u otros gastos. Además, nueve familias solicitaron ayuda para adquirir material escolar y libros de texto.

"La petición de ayudas para solicitar material escolar se ha incrementado aquí y en el conjunto de Asturias", explica Carmen Álvarez, que incide en que las personas que piden ayuda a Cáritas suelen llegar con una problemática y unas necesidades particulares, lo que no obstante no impide trabajar, de manera más específica, en una serie de líneas concretas. En lo referente al salario social, Álvarez precisa que "se ha agilizado bastante", aunque también alerta del bloqueo que sufren algunos expedientes que están en revisión.

Además, los miembros de Cáritas alertan de una laguna legal que provoca que muchos potenciales usuarios de los servicios públicos tengan que acudir a la iglesia: el hecho de que, según la normativa, haya que certificar al menos dos años de residencia en la región para poder acceder al salario social. "Son muchos los que tienen que acudir a Cáritas mientras pasan esos dos años", sentencia Isidro Fal.

El Arciprestazgo de Siero comprende siete concejo: Siero, Noreña, Llanera, Las Regueras, Sariego, Bimenes y Nava. En total, cuenta con diez equipos, ya sean unidades de acción pastoral o de Cáritas Parroquial, que suman 109 voluntarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine