Aramil pide rehabilitar la cubierta del palacio "antes de que se venga abajo"

"Las goteras van a dañar la estructura", alertan los vecinos sobre el estado de un caserón bien de interés cultural en marzo, pero abandonado

13.05.2016 | 04:31
Aspecto que presenta actualmente el palacio de Aramil.

Los vecinos de Aramil reclaman que se actúe de urgencia en su histórico palacio con el objetivo de evitar la pérdida de un patrimonio que el pasado mes de marzo obtuvo la declaración definitiva como Bien de Interés Cultural por parte del Principado de Asturias. Una protección que, al menos de momento, no se ha traducido en actuaciones que frenen el deterioro de un edificio que amenaza con desplomarse.

Entre las obras que se proponen para conservar el caserón, actualmente deshabitado y destinado únicamente a uso agrario, está la reparación del techo. "Sería bueno que se reparará la cubierta, pues todo indica que las goteras podrían dañar el resto de la estructura", indica la alcaldesa de barrio de Aramil, Zulima Rodríguez, que pide actuar "antes de que el palacio se venga abajo".

La propia Rodríguez asegura que son muchas las personas que visitan este inmueble, cuya última etapa constructiva está datada en el siglo XVII, y se llevan un chasco. "Genera interés porque tiene mucha historia, pero cuando ven en que estado se encuentra se asustan", declara la alcaldesa de barrio sobre un inmueble que conserva en su fachada un escudo de armas de la familia Vigil Quiñones.

Las demandas para la recuperación de este edificio de propiedad privada se remontan muchos años atrás. En 2006 el Ayuntamiento de Siero firmó un convenio con la propiedad para que esta rehabilitara el palacio con fines hoteleros a cambio de permitir la construcción de unas 70 viviendas unifamiliares en el entorno. "Es un proyecto que está redactado, pero fue frenado por la llegada de la crisis", declara Zulima Rodríguez, que sugiere que en caso de no poder recuperar aquel ambicioso proyecto, al menos se tomen unas mínimas medidas de conservación. "Da pena ver que algo tan importante para el pueblo se pierda de esta manera", sostiene. Una abandono que si bien todavía se encuentra en un punto reversible, ya se llevó por delante hace tres años la panera situada junto al propio palacio. Una construcción con más de dos siglos de antigüedad que, aunque gozaba de protección, fue víctima de las fuertes lluvias y la falta de cuidados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine