El Alcalde afirma que las objeciones a la variante fueron realizadas "por consenso"

27.05.2016 | 01:52

El período de alegaciones al proyecto de la AS-17 a su paso por Posada de Llanera se cerró con 29 alegaciones, que ahora serán estudiadas por los técnicos de la Consejería de Fomento regional. Varias de esas objeciones fueron presentadas por el gobierno municipal, según el alcalde, Gerardo Sanz, por "consenso entre todos los grupos". "Entre nuestras pretensiones estaba desviar la carretera de la gasolinera de Coruño, que en el proyecto inicial la eliminaba; la instalación de pasos de peatones para dar continuidad a la senda a la altura de la rotonda de San Cucao, y rebajar la rasante del vial en Severies para que el impacto visual fuese menor", explicó Sanz.

Sobre la importancia de la construcción de este vial, el regidor recalcó que para el municipio "la variante es muy importante. Nos ayudaría a suprimir el tráfico pesado de Posada, que nos abre una brecha muy grande en horas punta, y también ganaríamos en materia de seguridad", aseveró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine