"Los premiados son gente obrera que lo necesita", celebran en Lugo tras la lotería

Clientes del bar El Regueral y empleados se llevaron 60.000 euros por cada uno de los 38 décimos vendidos

30.05.2016 | 08:54
Los propietarios del bar Collao, con familiares y clientes: Javier Parajón, Óscar Navareño, David Navareño, Julián Navareño, Angelina Parajón, Julián Navareño (hijo), David Parajón y Alfredo Vigil.

La resaca del sorteo de la Lotería del sábado aún se dejaba notar ayer en la Comarca del Nora. Entre el mesón El Regueral de Lugo y el bar Collao de Siero se repartieron casi seis millones de euros del primer premio del sorteo de la Lotería Nacional, que llegó a tierras del Nora desde Colunga. Un premio suplementado con los más de 800.000 euros del segundo, que se vendió en Pola de Siero.

La actividad frenética del mediodía de ayer en el mesón El Regueral de Lugo de Llanera disimulaba la felicidad de sus camareros tras haber repartido 38 décimos de lotería agraciados con un premio de 60.000 euros cada uno. "Estamos muy contentos de haber repartido ese dinero entre nuestros clientes, porque además son gente obrera que, quién más quién menos, lo necesitaba para hacer frente a la hipoteca o a cualquier furaquín que tuvieran por ahí", explicó Celso Reguera, propietario del establecimiento.

Y es que El Regueral cuenta con una clientela fija que reserva allí sus números todas las semanas. "Hubo gente que vino ayer (por el sábado) a buscar el décimo y aún no sabían que estaba premiado. ¡Menuda sorpresa se llevaron!", recordó Reguera.

Pero además de a sus clientes, la parrilla también agració a los propios empleados. "Nos tocó a los camareros de barra y a mí. Las únicas que no jugaban son las trabajadoras de la cocina", lamentó. Pese al "pellizco" del que podrán disfrutar, Reguera tiene claro que el premio no cambiará su actividad: "Llevamos 30 años funcionando y así seguiremos".

En Collao, la alegría también era plena. "Cogimos el bar en noviembre y hace poco lo tuvimos que cerrar dos meses para hacer unas obras. Reabrimos hace quince días", explica Julián Navareño, que regenta el bar junto a su mujer, Angelina Parajón, y sus hijos. "Está muy repartido por el pueblo, pero también por los alrededores. Tenemos una peña con 27 apostantes, pero es que vendimos 60 décimos", comenta Angelina Parajón. En total, los hosteleros repartieron 3,6 millones entre sus clientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine