10 de junio de 2016
10.06.2016
Lne.es »

Los vecinos rechazan la incineradora de mascotas porque "genera alarma social"

El gobierno local estima que los trámites para dar de paso la instalación prevista en el polígono de Falmuria estarán listos antes de fin de mes

10.06.2016 | 01:34

Los vecinos de Prendes no quieren oír hablar más de la incineradora de mascotas prevista para el polígono industrial de Falmuria. Una de las principales razones que esgrimen es que la actividad "genera alarma social" entre los residentes "porque los crematorios queman materia orgánica" y eso traería consigo "más contaminación" de la que ya de por sí sufren los vecinos de esta parroquia rural del municipio carreñense.

"Ya tenemos bastante contaminación y rechazaremos siempre esa instalación, tanto en el concejo como en Prendes", destacaron ayer portavoces vecinales, que añadieron que la actividad que desarrolla la empresa que pretende instalarse en el área de Falmuria "no encaja teniendo en cuenta el artículo 4.26 del Plan General de Ordenación Urbana". Los residentes afirmaron, además, que "no juzgamos los datos que maneja la empresa". Esta manifestación surge después de que responsables de la firma Prinascán indicaran que su actividad no genera ningún tipo de contaminación. Es más, así lo expresaron ayer en la reunión mantenida en el Ayuntamiento de Carreño con los grupos municipales, donde la empresa confirmó que su instalación ha pasado controles cada tres meses y "nunca hubo problemas", según manifestaron ayer responsables municipales a la salida de la reunión.

Los técnicos municipales han comenzado ya a analizar las tres alegaciones presentadas por los vecinos -apoyadas por más de cien firmas entre ambas- y por una empresa próxima a la nave donde se pretende instalar el crematorio de animales.

Es más, el gobierno local prevé que los trámites estén resueltos antes de que finalice el mes, aunque el edil de Urbanismo y Medio Ambiente, Gabriel Rodríguez (PSOE), prefiere ser cauto a la hora de fijar plazos.

"Los técnicos dictaminarán si la empresa puede instalarse en el polígono en las próximas semanas, pero, por el momento, lo único que sabemos es que están analizando las alegaciones", explicó el concejal.

Una de las alegaciones presentadas argumenta que la instalación de la incineradora de mascotas no tiene cabida en el polígono "porque no es industrial". Esa argumentación fue contestada ayer por la empresa en la reunión, donde Prinascán defendió todo lo contrario, de ahí que la firma pudiera ejercer su actividad en el vecino concejo de Gijón durante varios años, más concretamente, en el área industrial de Roces.

Los vecinos decidieron no asistir a la reunión porque afirman que ya tienen toda la información necesaria sobre el crematorio de mascotas.

"Me convocaron a mí personalmente porque decían que yo había pedido ese encuentro, cuando yo no lo solicité porque, entre otras cuestiones, no represento a nadie", afirmó un vecino que prefirió mantener el anonimato, pese a haber sido durante años dirigente vecinal de Prendes.

Desde hace algo más de siete años, la parroquia carece de asociación de vecinos. Quizá el movimiento vecinal de rechazo que ha surgido a raíz de la posible instalación de la incineradora para mascotas siente las bases para recuperar la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine