02 de julio de 2016
02.07.2016
Lne.es »

Álvarez: "Los Exconxuraos debe ser una fiesta de interés turístico nacional"

La lectura del pregón y las actuaciones de "Mala Reputación" y "Desakato" abrieron ayer las celebraciones

02.07.2016 | 13:12
Dos bufones alegran la primera jornada de los Exconxuraos.

Los vecinos de Llanera celebraron ayer cómo sus antepasados, en el año 1408, se declararon en rebeldía al obispo de Oviedo, Don Guillén, ante los agravios y sinrazones a los que la Iglesia sometía al pueblo llanerense. Bajo esta premisa, la fiesta de los Exconxuraos, sin duda la más destacada del concejo, arrancó en la tarde de ayer con una gran actividad que ni la lluvia pudo aplacar.

El mercado y el campamento fueron los principales focos de actividad durante la tarde, mientras que con la caída del sol la acción se trasladó al escenario, donde "Mala Reputación", "Desakato" y la orquesta "Versión Original" pusieron la nota musical a la jornada. Previamente, el empresario llanerense Roberto Álvarez inauguró oficialmente la fiesta con la lectura del pregón.

"Cada año se incorporan innovaciones en la fiesta, y es aún mejor", aseguró María del Carmen González, vecina del concejo, que paseaba por el recinto mientras inmortalizaba con su teléfono móvil un grupo de ocas que desfilaba por el mercado medieval. "De hoy (por ayer) lo que más me gusta es la el concierto de la iglesia de San Cucao. Es una interpretación con música de la época en la que se explica la historia de los Exconxuraos. Merece la pena verla", agregó González.

Además de ocas desfilando, en los puestos del mercado medieval también se pueden ver aves rapaces, dromedarios, delicias venidas de Oriente, herreros, alambiqueros y un sinfín de artesanos que logran que todos los visitantes sientan, al cruzar el arco del ferial, haber realizado un viaje en el tiempo.

"Es una fiesta que nos gusta, porque es de las más importantes del concejo. Hay muy buen ambiente y se pueden ver actividades singulares", aseguró Roberto Gámez, vecino de Posada que acudió a la cita acompañado de sus amigos. "Es de lo mejor que tenemos aquí en verano. Y lo gordo empieza mañana. Sólo espero que la lluvia respete, porque, si no, la fiesta se puede ir al traste", afirmó Laura Méndez.

A las 22.00 horas, el empresario local Roberto Álvarez leyó el pregón de las fiestas, en el que repasó los cambios que ha sufrido el concejo a lo largo de las últimas décadas y la importancia de la fiesta para Llanera. También abogó por seguir haciendo crecer la festividad, para lo que pidió "ambición" a las autoridades locales. "Pongámonos manos a la obra para que el Gobierno de España la declare fiesta de interés turístico nacional", alentó el pregonero, que también propuso cubrir "al menos una parte" del recinto en futuras ediciones, y así poder "evolucionar".

Tras el pregonero se subieron al escenario los cangueses "Mala Reputación", los locales "Desakato" y la orquesta "Versión Original", con el cometido de alargar la jornada hasta bien pasada la medianoche.

Además, durante la noche, operarios de Cruz Roja realizaron una campaña de concienciación para los más jóvenes, en la que repartieron alcoholímetros desechables y trataron de sensibilizar a los jóvenes sobre las adicciones.

Hoy, sábado de "Excomunión", el plato fuerte de la jornada será la multitudinaria cena medieval, tras la cual actuarán las orquestas "Assia" y "La Fórmula" para cerrar la jornada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine