08 de julio de 2016
08.07.2016

"Ir al colegio mola más en verano"

El centro escolar de Lugo de Llanera acoge los campamentos de verano municipales, en los que participan 40 niños de 3 a 12 años

08.07.2016 | 03:42
Unos niños juegan al futbolín en el pabellón del colegio de Lugo.

Los niños de Llanera van contentos al cole durante los meses de verano. La escuela de Lugo acoge desde el 22 de junio los campamentos urbanos, organizados por el Ayuntamiento para ayudar a conciliar la vida familiar y laboral de las familias, y que cuentan con la participación de 40 chavales con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años. Los "peques" llegan al centro educativo entre las 8 y las 9 horas, y pasan la mañana practicando deportes, juegos y realizando talleres de manualidades, donde, afirman, se lo pasan "muy, muy bien".

"Jugamos a fútbol, baloncesto, al futbolín, a videojuegos... Es muy divertido", aseguraron, eufóricos, Jorge Suárez, Alejandro López y Raúl Sánchez; tres de los participantes en las actividades veraniegas. Todos ellos aseguran que les "gusta mucho" ir a la escuela de Lugo en verano porque, además de divertirse, hacen "muchos amigos". "Ir al colegio durante el verano mola. Más que en invierno", agregaron.

Los campamentos se desarrollan de lunes a viernes y están organizados en turnos de dos semanas, pudiendo participar en más de uno. "Llevo doce días ya y también me gusta mucho. Cuando mejor me lo paso es en los talleres de manualidades", aseguró Irene Álvarez, que en caso de no acudir a esta actividad "estaría en casa de mi abuela o en la piscina si hiciese bueno".

También hay juegos y deportes para los menos activos. Es el caso de Yanire Valle, que participa por primera vez en los campamentos de verano y que prefiere "jugar a la videoconsola que en la calle". "Aquí coincido con alguna compañera de clase, pero también hice amigas", afirmó la joven que también acudirá al colegio de Lugo "la semana que viene".

"El objetivo con los niños es que se diviertan practicando juegos y actividades que fomenten la creatividad, el trabajo en equipo y la igualdad entre géneros", aseguró Mónica Pérez, una de las monitoras del campamento. "Además, los padres también tienen la seguridad de saber que sus hijos se encuentran en un lugar seguro y atendidos por profesionales", añadió.

Estaba previsto que el campamento también se desarrollase durante los meses de agosto y septiembre, pero la baja demanda hizo que el Ayuntamiento cancelase estos turnos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine