02 de agosto de 2016
02.08.2016
Lne.es »

"Era buen chaval, trabajador y servicial", dicen del ganadero muerto en Villaverde

Cientos de personas despiden a Daniel Trivín, de 33 años, que falleció engullido por la trituradora en la que preparaba el alimento para las reses

02.08.2016 | 11:16
Llegada de los coches fúnebres, ayer, a la iglesia de Villaverde (Villaviciosa).

Multitud de amigos, conocidos y vecinos de Les Mariñes de Villaviciosa quisieron arropar ayer a los familiares de Daniel Trivín Tuero para darle su último adiós. Unos y otros abarrotaron la iglesia de Villaverde con motivo del funeral del joven ganadero maliayés, que en la noche del sábado falleció devorado por la trituradora con la que preparaba el alimento para su ganado. Tantas fueron las personas que le despidieron que fue necesaria la presencia de la Policía Local y de Protección Civil para regular el tráfico y los aparcamientos.

En las caras largas de unos y otros, de quienes le conocían más y quienes le habían tratado menos, se apreciaba el dolor, la consternación y la rabia por este terrible suceso. La frase más repetida fue "lo buen chaval que era". Éste es el mejor y principal recuerdo que deja el maliayés de 33 años. "Era un chaval trabajador, cazador y se llevaba bien con todos los vecinos", destacó Francisco Álvarez, vecino de Arroes. "Le conocía de toda la vida" y para él ha sido "más que una pena" el fatal desenlace de Trivín.

Otra mujer comentaba con un vecino, mientras caminaban hacia la iglesia, que cuando el domingo por la mañana, alrededor de las ocho y media, le comunicaron el luctuoso suceso le quedó mal cuerpo para el resto del día. Unos metros más allá, Gerardo Morís, voluntario de Protección Civil, comentó mientras controlaba a los coches que iban llegando, que tenía trato con Trivín "de toda la vida, desde críu". La caza era la afición que más les unía.

"Conocía al padre y a la familia, y a él, desde pequeño", apuntó en las inmediaciones de la iglesia en la que se celebró el funeral José Manuel Coto, para quien esta dramática pérdida también es más que "una lástima". Junto a él estaba Marcelino Lozano, de Villaverde, por lo que sabía bien quién era Daniel Trivín Tuero y la gran pérdida que deja a los suyos. "Era el vecino más joven de los que vivimos de seguido en Villaverde", resaltó. Pero el mayor recuerdo que deja entre quienes le trataron es que era "muy trabajador, si te podía echar una mano ahí estaba el primero, siempre estaba alegre, nunca daba una mala contestación...".

El joven también tenía familia en Peón, por lo que allí era igualmente "muy querido", reconoce Ana García, a quien siempre le quedará el recuerdo de que era "buen chaval y muy trabajador", por lo que su traumática muerte ha sido una "mazazo para el pueblo y los alrededores". "No podía haber mejor persona", resume. Coincide con Javier Fernández, veterinario natural de Bedriñana: "era muy buena persona y muy servicial. Dejaba de hacer lo que fuese para ir a ayudarte". Por lo que no duda en afirmar que su fallecimiento "es una lástima". Otros, como Carlos Álvarez, vecino de Castiello de la Marina, no tenían palabras para expresar su pesar y dolor.

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, y varios miembros de la corporación maliayesa asistieron al funeral para acompañar a la familia en su dolor. Vega destacó que era un joven "muy querido por todos". Era hijo de Luis Trivín, trabajador municipal que falleció hace unos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine