06 de agosto de 2016
06.08.2016

Beatriz Álvarez: "El Carbayu es un pueblo de gente trabajadora y solidaria"

La abogada protagonizó un pregón lleno de recuerdos y vivencias en el que aprovechó para dar por zanjada la polémica sobre Santa Isabel

06.08.2016 | 06:28
Beatriz Álvarez posando con Manolito "El Pegu" y el urogallo conmemorativo de su pregón.

"Estoy alegre y contenta de estar aquí, aunque un poco nerviosa". Así se presentó ayer en el atril la abogada Beatriz Álvarez Solar para dar el pregón de las fiestas de Nuestra Señora del Buen Suceso de El Carbayu, en Lugones, que vivió una jornada multitudinaria en la que el chupinazo, una gran paellada y la primera verbena sirvieron para entrar de lleno en un movido fin de semana.

Álvarez protagonizó un pregón lleno de recuerdos y vivencias de su infancia y juventud. "Recuerdo el olor a hierba seca y las noches cálidas de las fiestas", declaró la mujer, que también rememoró "las idas y venidas en una vespa naranja" cuando apenas tenía doce años para ver los avances de una fiesta que tenía todo lo que un joven podía esperar. "Primero ponían el poste, luego llegaban las barracas y más tarde los coches de choque y las lanchas", apuntó.

Del mismo modo, hubo momentos para la emoción, sobre todo cuando recordó el fallecimiento de su padre en 1998, que le apartó varios años de la fiesta, así como de sus tíos ya fallecidos con los que ya no puede compartir la tradicional comida del bollu y de su madre, presente durante la lectura del pregón, a la que dedicó le hizo una dedicatoria y le entregó el ramo de flores que le entregó el presidente de la cofradía, Manolito "El Pegu".

No menos generosa fue con los vecinos de El Carbayu, al cual se refirió como "un pedazo de pueblo", para los cuales tuvo numerosos elogios. "La gente de El Carbayu es trabajadora, honesta y solidaria", apuntó para luego destacar a personajes locales de la talla del propio "El Pegu", al cual felicitó por la Medalla de Oro de Siero que recibirá el próximo martes, o Etelvino Vázquez, de Teatro del Norte.

Justo antes de comenzar la lectura del pregón, Álvarez Solar quiso dar por zanjada la polémica surgida en los últimos días a raíz de unas declaraciones para LA NUEVA ESPAÑA en las que señaló que "El Carbayu es la romería de Lugones, Santa Isabel es más bien un botellón". A este respecto, la abogada aseguró que las declaraciones no transmitieron su verdadero sentimiento. "No fue ni la intención ni el sentido de mis palabras y declaro todo mi reconocimiento y respeto para las fiestas y los organizadores de Santa Isabel, que yo también disfruté", explicó.

Un afecto por las otras grandes fiestas de Lugones que también dejó patente en una de sus anécdotas. "Yo nací de El Carbayu porque mis padres se conocieron en la fiesta, aunque también es cierto que luego volvieron a verse por Santa Isabel", indicó la letrada que además reconoció haber hablado con el presidente de la Sociedad de Festejos de Santa Isabel, Óscar García Rilo, para terminar con los malentendidos. "Le expliqué lo que había ocurrido y lo entendió", comentó.

Palabras que fueron aplaudidas en varias ocasiones por el numeroso público que se congregó bajo la carpa de la fiesta y que disfrutó de las muchos recuerdos de una Álvarez que destacó el hecho de que El Carbayu siempre es una fiesta muy alegre en la que recuerda que "bailaban abuelas, abuelos, padres y niños" al son de grupos como "Marimbas Punto Azul", que calificó como "la mejor orquesta del mundo".

Unas vivencias que dieron paso, a continuación, al lanzamiento del chupinazo por parte de la pregonera, que contó con la compañía de los organizadores de los festejos y una nutrida representación de la corporación municipal, que rompieron en aplausos tras la sonora explosión.

Previamente había tenido lugar un festival de tonada asturiana en memoria de Mon "El Pegu" en el que participaron varios figuras del panorama actual del cante asturiano como el joven Odón García, así como el popular gaitero Vicente Prado "El Pravianu", que consiguieron atraer a mucho público al prado de la fiesta en el que tras el chupinazo se celebró una paellada en la que se ofertaron 1.400 raciones de arroz.

Una excelente manera de entrar de lleno en unos festejos que hoy celebrarán el conocido como "día infantil" en el que se sucederán desde las nueve y media de la mañana pruebas deportivas de ciclismo y fútbol, talleres y juegos para niños y una salida senderista. Una jornada que terminará con una gran verbena desde las 23:30 horas, amenizada por los grupos "Waykas" y "Assia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine