07 de agosto de 2016
07.08.2016
Lne.es »

Los sierenses reclaman medidas serias ante los nuevos daños del jabalí

Los animales invaden parques, dañan fincas y provocan accidentes, avisan

07.08.2016 | 11:48
Destrozos del jabalí en La Fresneda.

Los vecinos de Siero insisten en que se tomen medidas para aminorar la población de jabalíes del concejo, que está causando daños y molestias en numerosas localidades. Dos de las afectadas en los últimos días son la urbanización de La Fresneda y la parroquia de Valdesoto, aquella con la constante presencia de los animales en los parques y espacios públicos, y ésta con un accidente ocurrido el pasado viernes, en el que un coche se estrelló al esquivar a uno de estos animales. En Valdesoto, además del accidente en concreto, los jabalíes suelen causar muy a menudo daños en las fincas. El presidente de la recién constituida asociación de vecinos, Manuel Palacio Villa, explica que en su finca de Tiroco "llevan entrando muchos años, y aunque este año no entraron, porque un perro de un vecino los espanta, hay muchas fincas por aquí que están arrasadas". Es un problema de hace muchos años al que no se ha buscado una solución todavía. "Hasta ahora nunca se hizo nada para que no invadieran las fincas", aseguró.

Valdesoto se ve afectada, como tantas otras parroquias rurales por el aumento constante de la población de jabalí, que parece no tener freno.

Por su parte, el presidente de la asociación de vecinos de La Fresneda, Óscar Llamas, había advertido ya en otras ocasiones de la necesidad de controlar de alguna manera la población de jabalíes, que parece claro que va progresivamente en aumento. Tras las últimas apariciones de animales, ha insistido en su reivindicación. No pide una forma concreta de aminorar el impacto de los animales pero sí que las autoridades busquen la solución más adecuada al problema.

En el caso de la urbanización, no se trata tanto de daños como de preocupación por la integridad de la gente. "La Fresneda es un magnífico núcleo poblacional rodeado de naturaleza. Es normal estar rodeados de fauna y que esta sea parte natural del entorno, pero lo que no es normal es la masiva presencia de ninguna especie ya que en los 30 años largos de historia de la urbanización no se había dado este problema", sostiene.

Y añade que el hecho de que haya "gatos, perros, patos u otras especies semidomésticas no es problema pero el jabalí es un animal salvaje y muy peligroso que si se siente amenazado o intuye que sus crías pueden correr riesgo puede llegar a atacar, con las graves consecuencias que ello puede conllevar"..

A su juicio, "no se puede permitir que los jabalíes compartan diariamente nuestro espacio urbano y eso es lo que denunciamos. No queremos que nadie salga herido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine