15 de agosto de 2016
15.08.2016
Lne.es »

Los uros de Teverga esperan bautizo

Los visitantes del Parque de la Prehistoria de San Salvador de Alesga podrán proponer hasta finales de mes nombres para la última pareja llegada al recinto

15.08.2016 | 04:38
Los uros del Parque de la Prehistoria de Teverga.

Pese a su carácter arisco y territorial, los "neo-uros" del Parque de la Prehistoria de Teverga se han convertido en los animales favoritos de los visitantes desde su llegada el pasado mes de marzo. Ahora, el equipamiento quiere bautizar a la pareja, para lo que ha convocado un concurso. Los visitantes podrán dejar sus propuestas de nombre en un buzón de la recepción del Parque hasta el 31 de agosto.

En septiembre, juntarán todas las sugerencias y el personal del equipamiento seleccionará los dos nombres con los que bautizarán a la pareja de uros. Los darán a conocer el 9 de septiembre a través de la página web del Parque y sus redes sociales. Además, los visitantes que hayan propuesto los nombres que se conviertan en oficiales serán nombrados padrinos de la pareja y recibirán regalos y entradas para visitar equipamientos culturales en Asturias a lo largo del año.

Los uros, el antepasado salvaje de las vacas, están extinguidos desde el siglo XVII. En el siglo XX, durante el auge del nazismo en Alemania, los hermanos Lutz y Heinz Heck, genetistas, mezclaron rasgos genéticos de las razas bovinas más agresivas de Europa para conseguir un animal parecido a los uros de la Prehistoria, tal y como pretendía Adolf Hitler. De ahí el sobrenombre de "uros de Heck". Estos animales cuentan, entre su material genético, con rasgos del toro de lidia español.

Los uros prehistóricos tenían cuernos de color blanco en la base y negro en las puntas, con forma de lira, con una altura media de metro y setenta centímetros en los machos, según explica Fernando Morán, de la asociación Centro del Bisonte Europeo (EBCC) en España. Su pelaje era oscuro y uniforme, con una banda de pelo más claro desde la nuca a la cola y con pelaje de color pardo aleonado en la cabeza. Así eran los antepasados salvajes de las vacas.

Una información que se conoce gracias a la aparición de cuerpos congelados y fósiles, así como a través de documentos de época romana y medieval.

Estos asombrosos animales, que poblaron los bosques europeos durante miles de años hasta su extinción, son parte del Parque de la Prehistoria junto con tres bisontes de origen europeo y una pareja de caballos Przewalski. Sus orígenes, comportamiento, dieta y hábitat son algunas de las características que explican los guías del parque durante la visita que se puede realizar hoy a las 12.30 horas.

Además, el equipamiento ha organizado varios talleres para el puente festivo. Así, hoy, a las seis de la tarde, prepara la actividad "Luces para el artista", en la que visitarán con lámpara de tuétano, como en la Prehistoria, las representaciones pictóricas y grabados de la Cueva de Cuevas, con reproducciones del arte rupestre asturiano. Una actividad que ya pudo ser realizada el sábado y el domingo.

Ayer se realizó el "Viaje a los orígenes del arte", una ruta guiada con la asociación cultural "La Ponte-Ecomuséu" para conocer el Parque, la Cueva del Conde y el Abrigo de Santo Adriano, yacimientos con arte parietal. Además, tienen abierta la exposición "La vida en la Prehistoria a través del cómic", en la que muestran la vida de los grupos del Paleolítico que crearon el Arte Levantino con escenas ilustradas por David Guirao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine