26 de agosto de 2016
26.08.2016
Lne.es »

Los ruteros de Santa Isabel ya están en marcha

Miles de jóvenes se dan cita por las calles de la localidad, ataviados con la camiseta oficial, morada y con Pokémon Go, para beber en las barras exteriores de los bares

27.08.2016 | 00:43

Los ruteros de Santa Isabel ya están en marcha. Con camisata morada y con Pokémon Go a la espalda, los miles de participantes recorrerán las diez barras instaladas a lo largo de la localidad.

Santa Isabel ya está aquí, y promete ser una gran fiesta. Gigante, de hecho. Y es que uno de los grandes atractivos de la celebración lugonense, cuyos organizadores tratan de completar una vertiginosa mixtura entre tradición y modernidad, es la recuperación del desfile de gigantes y cabezudos. Una actividad que desapareció hace más de una década, tras perderse los cabezudos, y que este año retorna al programa después de que la Asociación de Festejos haya hecho una importante inversión.

"Hemos pagado 3.600 euros por once cabezudos y los dos gigantes, aunque con el vestuario y demás la inversión serán unos 5.000 euros. Pero es algo que queda para la entidad y para futuras fiestas", explica el presidente de Festejos, Óscar García Rilo. Sobre la desaparición de los antiguos cabezudos, Rilo no puede aclarar nada: "Se perdieron, no sabemos cómo ni cuándo. Sólo queda uno, que es una reliquia".

El desfile de gigantes y cabezudos será el lunes, el día del socio. Para entonces, los lugonenses ya se habrán metido entre pecho y espalda tres días de fiesta. O cuatro, en algunos casos, porque en puridad las celebraciones comenzaron anoche, con un campeonato de tute y parchís.

"Hay que hacer actividades para todo el mundo y conjugar tradición con modernidad", sostiene Rilo. Una receta que se percibe nítidamente en el variado repertorio musical: aparte de las orquestas, Santa Isabel tiene hueco tanto para la música tradicional, representada en la trigésima tercera Muestra Folclórica Internacional, que organiza "La Sidrina" y que se celebra el sábado, como para el rock y el dance, que centran respectivamente el "Underpark Fest" y la "Frikiparty". Esta última, de hecho, es ya toda una seña de identidad de la fiesta lugonense: "Creo que es el evento de música electrónica más importante de Asturias, después del Aquasella", reflexiona Rilo. Una talla que la Asociación de Festejos aspira a que alcance, con el tiempo, el "Underpark Fest" dentro del ámbito rock. Este festival se celebra el sábado en el parque de La Paz y, en la que es su segunda edición, introduce una llamativa novedad: un singular karaoke en el que los asistentes podrán interpretar canciones en directo, con el acompañamiento de un conjunto de músicos de diversas formaciones asturianas.

Además de esta fusión entre tradición y modernidad, otro punto fuerte de las fiestas es la colaboración entre distintos colectivos de la localidad. Aparte de "La Sidrina" y de los organizadores del "Underpark", colaboran otras entidades como el Centro Comercial Abierto, que organizó al mediodía de hoy la cuarta ruta de escaparates vivientes, y el centro de formación y animación sociocultural "Candelarte", que coordina actividades infantiles. En esta materia, la fiesta da continuidad, en la noche del sábado, a la "Peque Verbena", que plantea una acampada urbana para los más pequeños, a quienes proponen actividades ayudando al tiempo a que sus padres puedan disfrutar de las verbenas.

Pero la gran novedad de la fiesta es un logro del Ayuntamiento de Siero: la salida, el lunes, de la etapa de la Vuelta a España que concluye en los Lagos de Covadonga. Un día histórico en el que será el último lunes de Santa Isabel que no sea fiesta local, ya que a partir del próximo año el día del bollu gozará de esa condición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine