03 de septiembre de 2016
03.09.2016
Lne.es »

Lugones reclama la mejora del aparcamiento situado en la avenida de Oviedo

"No podemos abrir las ventanas por el polvo", se quejan quienes viven al lado del solar, que fue adecentado hace tres años

03.09.2016 | 03:51
Cristina Berdeja, ayer, en el aparcamiento.

Los vecinos de las viviendas que rodean el parking situado entre la avenida de Oviedo y la calle José Tartiere de Lugones exigen a la administración que acometa una mejora integral que termine con los problemas que les genera el mal estado del firme, adecentado hace tres años por el Ayuntamiento de Siero.

Los habitantes de los alrededores denuncian que el estado actual del aparcamiento genera problemas a lo largo de todo el año. "Por el verano no podemos ni abrir las ventanas de la polvareda que hay y por el invierno hay que mirar bien donde pisas porque es todo fango", señala la vecina Cristina Berdeja, que asegura que este problema es continuo desde que se comenzase a utilizar este espacio para aparcar, hace ahora alrededor de una década.

Los afectados aseguran que ya han trasladado la problemática a la administración en varias ocasiones, pero nunca se les ha podido dar una solución. "Dicen que es un espacio privado y que hay problemas para negociar cualquier mejora con la titularidad", se quejan los propios vecinos.

Una versión que es confirmada por el propio alcalde de Siero, el socialista Ángel García, que asegura haber tratado de buscar una solución, sin éxito hasta la fecha. "Planteamos varias posibilidades como adquirir la titularidad o una cesión que permitiese realizar mejoras, pero de momento no ha sido posible", explica el regidor. Este achaca las trabas a la compleja situación sobre unos terrenos privados en los que había planes de construir, truncados por la crisis.

Si bien en su día hubo un acuerdo para ceder los terrenos como aparcamiento hasta una posible reactivación del sector del ladrillo, dichos acuerdos no pudieron ir más allá de la realización de un acondicionamiento en 2013 que mejoró ligeramente la situación de una zona, cuyo mantenimiento corre en parte a cargo de los propios vecinos. "Como nos invadía el matorral decidí hacer una huerta, que es más provechosa", explica Berdeja, mientras tira de fesoria en una pequeña zona verde del parking próxima a las casas en la que asegura que continuará sembrando hasta que alguien venga a reclamarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine