05 de septiembre de 2016
05.09.2016
Lne.es »

Sobre ruedas y sin barreras

"No se acaba el mundo por un accidente", dicen los especialistas en deporte adaptado durante una jornada desarrollada en la pista polideportiva de El Valle

05.09.2016 | 02:31

Covadonga Ovín y Nacho Fuertes comprobaron ayer de primera mano el esfuerzo que supone practicar deporte adaptado. "Esta propuesta me parece maravillosa, ayuda a ponerse en el lugar del otro y aprendes a darte cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes", expresó Ovín tras haber probado a jugar a baloncesto en silla de ruedas y practicar esgrima siguiendo los consejos del allerano Jesús Antonio Fernández, que fue diploma en esgrima adaptado en los Juegos paralímpicos de Atenas en 2004. "Estamos viviendo un cambio generacional en el deporte paralímpico, está entrando gente nueva", destaca el también presidente de Fedema (Federación de deportes para personas con discapacidad física del Principado de Asturias). "Hoy estamos disfrutando de una jornada de convivencia en Carreño en colaboración con distintas asociaciones de discapacidad de Asturias, es un día genial", destaca Fernández.

A pocos metros del medallista en Atenas 2004, Aladino Pandiella, un veterano del baloncesto adaptado en el club Cosa Nuesa lleva 23 años encestando una pelota desplazándose en una silla de ruedas. "Con estas actividades demostramos que no se acaba el mundo, que si alguien tiene un accidente, por ejemplo, aún puede seguir practicando deporte adaptado y superándose a sí mismo cada día", expresa Pandiella. Mientras un grupo de discapacitados se sube a las handbikes -bicicletas con pedales para mover con las manos-, otro paralímpico, en este caso, de remo adaptado, Juan Pablo Barcia, de Vegadeo, conversa con algunos de los asistentes a la jornada de convivencia en El Valle. Barcia participó en dos Juegos paralímpicos, en Pekín 2003 y Londres 2012, donde quedó clasificado en octava posición.

"En la próxima edición de los Juegos que comenzarán el día 7 Asturias contará con la presencia de dos deportistas: Liliana Oliveros en tiro con arco y Alberto Suárez, que fue Oro en Londres 2012", señala el presidente de la federación de deportes para discapacitados de Asturias.

A unos metros, dos niños comienzan a jugar al bádminton sentados en una silla de ruedas. Tienen dificultades para darle al volante ya de por sí y además, les resulta difícil jugar sin levantarse de la silla. Otros prefirieron afinar su puntería con el tiro con gomero y con el arco.

Los juegos se desarrollaron durante la mañana con una gran dosis de humor pero también de concienciación, ya que todas las personas que probaron a jugar a los diferentes deportes montados en una silla de ruedas destacaron el gran esfuerzo que han de hacer las personas discapacitadas para salir adelante.

Tras la exhibición de los diferentes deportes, le tocó el turno a al comida. Para ello, los participantes recogieron las redes, y obstáculos del circuito de handbikes para colocar dos largueros y sentarse a la mesa. Unas cien personas participaron en la pitanza para degustar un menú a base de paella, carrilleras, brazo de gitano de postre y bebida.

Ya con el estómago lleno, le tocó el turno a los monólogos. El cuentacuentos illense José Manuel Reguero "El Maestru" arrancó más de un risa entre el público con sus historias. Tras su actuación, le tocó el turno a la música. Un total de doce cantantes y artistas se subieron al escenario de la pista polideportiva de El Valle, que estrenó nuevos accesos. Entre otros músicos actuaron el coro de DIFAC, alumnos de la Escuela de música de Candás, Alfredo "El Rey del Bolero", Manuel Menéndez, Amalia, Mari Celi, Víctor de Cimadevilla, Nieves Muñiz y Yoli del Río, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine