05 de septiembre de 2016
05.09.2016
Lne.es »

El senderismo con suspense gana adeptos

El concejo se promociona con una ruta de destinos secretos por la zona de Villabona que quintuplicó los inscritos en otras citas

05.09.2016 | 02:31
Alfredo Rodríguez dirigiéndose a los participantes en la ruta, ayer, en la estación de Villabona.

Pasear es más atractivo si no se conoce el destino. Al menos eso se desprende del resultado de la ruta secreta organizada ayer por el Ayuntamiento de Llanera en el entorno de Villabona que se cerró con un gran éxito de participación, pues finalmente fueron 75 las personas que se animaron a conocer la historia y la biodiversidad de la zona con la mochila a sus espaldas.

Lo curioso de la iniciativa es que hasta 48 horas antes de la celebración o se conocía la zona de partida, mientras que el resto del itinerario se desveló una vez puestos en marcha. El punto de encuentro fue la estación de tren de Villabona, en la cual el concejal de Turismo e historiador, Alfredo Rodríguez, dio las primeras nociones históricas a los presentes. "Se trata de una estación única en Asturias por aspectos como su antigüedad o el hecho de que las vías pasan a sus dos lados", explicó Rodríguez.

Esa fue la primera parada de un total de 15 puntos de interés en los que hubo breves explicaciones. En el apartado histórico la atención se centró en los asentamientos prehistóricos de la zona y la iglesia parroquial de Villardeveyo, mientras que el resto de paradas sirvieron para analizar la flora, fauna y paisaje local de la mano del biólogo Juancho Aspra. "Analizamos la naturaleza y la transformación provocada por el deshielo en el valle", apuntó el experto.

Una iniciativa que fue muy aplaudida para los senderistas llegados de Oviedo, Gijón, Ribadesella y algún que otro punto de la región y que se dividieron en dos grupos. El primero, de unas 35 personas, realizó la ruta por su cuenta valiéndose de una aplicación móvil y los 40 restantes participaron en la visita guiada ofrecida por Rodríguez y Aspra, que duró algo más de dos horas y media. "Está muy bien porque no sabes lo que te vas a encontrar y queda esa curiosidad", señaló la vecina de La Corredoria, María Llano.

Muy contentos se mostraron también los incondicionales de las rutas municipales, que creen que esta idea ha revitalizado las actividades. "Da gusto ver como con estas iniciativas pasamos de ser los habituales 10 o 15 a ser 75", destacó el llanerense Segundo Blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine