08 de septiembre de 2016
08.09.2016

La "bajada del santu" abre los actos religiosos vinculados a la fiesta noreñense

08.09.2016 | 05:14

La procesión del domingo del Ecce-Homo está considerada como uno de los principales acontecimientos religiosos de Asturias. Mas esa procesión, que congrega cada año a miles de personas en la Villa Condal, está precedida por otra, diez días antes, en la que la venerada imagen del Ecce-Homo es transportada desde la capilla de la Soledad hasta la iglesia parroquial de Santa María: se trata de la popularmente conocida como "bajada del santu", que se desarrolla esta noche y lanza las celebraciones religiosas vinculadas a la fiesta, que incluyen una novena entre ambas procesiones.

Al igual que la procesión del domingo del Ecce-Homo, en la "bajada del santu" participan cada año miles de fieles. Pero se trata mayormente de vecinos de la Villa Condal y de localidades próximas, lo que hace que sea una celebración más íntima que su hermana mayor. La participación, no obstante, es abrumadora: si para la procesión del domingo se han llegado a estimar más de 7.000 participantes, para la bajada se calcula que, en sus años de mayor asistencia, los participantes han llegado a las 5.000 personas.

Esta primera procesión, en todo caso, resulta igualmente espectacular y, hasta cierto punto, más emotiva. Porque durante su bajada hacia la iglesia parroquial los fieles, portando infinidad de cirios, atraviesan la localidad en un devoto mutismo, que ha hecho que muchos la conozcan como "la procesión del silencio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine