07 de octubre de 2016
07.10.2016
Lne.es »

Pablo Alonso: "El grafeno abre una ventana al superordenador del futuro"

El físico, que mañana recoge el premio "Moscón de Oro", señala que el uso del material, limitado por su coste, "cambiaría el modelo industrial"

07.10.2016 | 04:01
Sobre estas líneas, Alonso enseña una muestra de grafeno (que es transparente) al público. A la izquierda, los asistentes.

"Si el ordenador se calienta y su velocidad se ve limitada se debe a que el material en el que se basa la electrónica, el silicio, se calienta al paso de una corriente eléctrica. Si imaginamos otro material en el que la información no se transporte con corrientes eléctricas sino con luz se darían las condiciones ideales para el superordenador del futuro y el grafeno, por sus propiedades, abre una ventana a ese logro tecnológico".

El físico moscón Pablo Alonso, investigador de la Universidad de Oviedo, explicó así las aplicaciones futuras que puede generar el material con el que trabaja en el laboratorio. Lo hizo en la Casa de Cultura de Grado frente a un numeroso público que asistió muy interesado y con variadas preguntas a la conferencia "Comprimiendo luz con grafeno", que impartió en el marco de la Semana Cultural de las Letras y las Ciencias de la asociación "Amigos de Grado", previa a la entrega del galardón "Moscón de Oro", que mañana recibirá Alonso junto a la mexicana de origen moscón Beatriz Arias, doctora en Filología Española y premio de la Real Academia Española en 2015.

El superordenador del futuro del que habló Alonso sería una de las múltiples salidas prácticas que ofrece el grafeno. A su juicio, "las aplicaciones van surgiendo a raíz de la ciencia básica, que es lo que yo hago, y quiero romper una lanza en su favor porque muchas veces, por la inmediatez de esta sociedad, sólo se piensa en el resultado final".

El grafeno permitirá en el futuro que los dispositivos pasen de ser electrónicos a ópticos mediante la compresión y control de la luz, lo que favorecerá que sean más pequeños, más eficaces y más versátiles. La investigación de Alonso se basa en dirigir y focalizar la luz, intentando controlar su propagación, lo que ha demostrado ciertas capacidades en el grafeno que no tienen otros materiales. "Abre paso a dispositivos en los que manejamos el flujo de información con luz, lo que aumenta la capacidad de cálculo y transporte de la información y eso podría revolucionar las telecomunicaciones", comentó.

Sería pasar de la electrónica a la nanoóptica y ello conllevaría cambiar el modelo industrial actual, basado en semiconductores y transistores al grafeno. Sin embargo, el material se topa con un problema: el económico. "La industria de los semiconductores basada en el silicio ha invertido mucho dinero y se superan consiguiendo solucionar los problemas que presenta, como creando transistores en 3D. El grafeno tiene que ser de un orden de magnitud mejor para cambiar el modelo industrial". Según detalló Alonso, la puerta del transistor está en un tamaño de siete nanómetros, "llegando al límite que la física cuántica permite, estos efectos cuánticos limitarían su funcionalidad".

Al término de la conferencia, el joven científico respondió las variadas preguntas del público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine