10 de octubre de 2016
10.10.2016

El otoño moscón ya está en la mesa

Con menor ritmo del esperado, los productos de temporada finalmente encontraron salida en el mercadón de Grado: "La gente se mueve, pero no compra"

10.10.2016 | 03:44
Arriba, las gaitas de "Conceyu Grau" y actividad en uno de los puestos. A la derecha, Óscar Fernández con sus repollos.

Con la llegada del otoño, los vendedores del mercado de Grado renuevan su oferta en los puestos con los últimos productos nacidos en sus huertas. Es el tiempo de las berzas, los repollos, las fabas, los pimientos, y también de las castañas, nueces, avellanas, higos y manzanas. El Mercadón de Otoño de la villa moscona mostró lo mejor de las huertas del concejo, ya que aún quedan unos pocos productores con alimentos cultivados en Grado. Además, se amplió con puestos de queso, conservas, panes y dulces en el parque de Abajo, que contaron con la animación de la banda de gaitas "Conceyu Grau".

Hubo mucha gente ayer en Grado, aunque los vendedores se quejaban de las escasas ventas. "Hay gente moviéndose, miran, pero ni preguntan precios; vendimos mucho más el domingo pasado que no había nadie", lamenta Eloína Ríos. Amelia García también nota la falta de operaciones mercaderas: "parece que sólo vienen a vernos de exhibición", comenta.

Con todo, los vendedores dieron salida a las mercancías, sobre todo aquellas de temporada. Jaime López se cansó de pesar pimientos. "Es un año bastante regular para el pimiento. Tuve menos producción y hubo que regar mucho, pero los que tengo son excelentes, tienen un tamaño espectacular", señala.

También Óscar Fernández vendió bastantes repollos. La calidad y la gracia para conquistar a los compradores son los dos pilares de su puesto. En él, hasta los repollos tienen nombre: "Son mis hijos, los vi nacer", dice entre risas. Para tener repollos toda la temporada planta las tres clases, el temprano, el tardío y el semitardío. Además, sus productos están cultivados con metodología ecológica.

También brillaron ayer las fabas, que a mediodía ya estaban casi acabadas en la mayoría de los puestos. Y todavía hay productores con fréjoles o vainillas, como se les llama en el concejo. "Están muy carnosas y sabrosas, ya hay pocas porque se vendió todo en el último mes, pero con el buen tiempo se alarga la cosecha", detalla Celso García.

El Mercadón de Otoño también animó la hostelería a la hora del vermú. Y lo seguirá haciendo. Los próximos días 13, 14 y 15, dieciséis establecimientos participan en la tercera edición del Concurso de Tapas, cuyos premios se entregarán el día 18 en la capilla de Los Dolores. También habrá un sorteo entre los comensales que rellenen, al menos, cinco locales en el gastromapa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine