16 de octubre de 2016
16.10.2016
Lne.es »

Siero despide a Sergio con el corazón

"Estoy abrumado, me habéis dejado sin palabras", asegura el párroco saliente - a los feligreses de Celles y la Pola, que le dijeron adiós con emotivos homenajes

16.10.2016 | 03:19
Juan Manuel Hevia y Sergio Martínez, ayer, en la misa de Celles.

Los fieles de Celles y la Pola despidieron ayer al que ha sido su párroco durante los últimos cuatro años, Sergio Martínez. Y lo hicieron desde el corazón, con dos emotivos actos en los que quedó de manifiesto la sintonía y el cariño que en estos años ha unido a los fieles con el sacerdote, promocionado al puesto de rector del Seminario Diocesano de Oviedo. Su amigo y sucesor al frente de las dos parroquias sierenses, el maliayés Juan Manuel Hevia, acompañó a Martínez en los dos homenajes, mostrando una gran complicidad con los fieles.

En Celles, Hevia y Martínez oficiaron primero una misa, y acto seguido compartieron un pincheo en el que los fieles hicieron entrega a Martínez de una agenda grabada con una dedicatoria de todos los vecinos. El encuentro sirvió además a varios fieles para conocer de una manera más personal a Hevia, a quien revelaron una simpática anécdota: días atrás, desapareció la imagen de San Juan Bautista de la iglesia de Celles. Los fieles pensaron que había sido robada e interpusieron una denuncia. Pero unos días después, al colocar un florero en la hornacina vacía, éste desapareció y se descubrió la verdad: el santo se había caído dentro del propio retablo, que había cedido en esa parte. "El santo milagroso de Celles, que aparece y desaparece", bromearon.

En la Pola, cientos de fieles abarrotaron la iglesia parroquial para la misa de las siete, que culminó cuando todo el templo cantó a Martínez "Adiós con el corazón". "Estoy abrumado, me habéis dejado sin palabras. Nunca os olvidaré", afirmó el sacerdote. Tras el oficio, los fieles celebraron un convite en honor del sacerdote.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine