23 de octubre de 2016
23.10.2016
Lne.es »

El PP critica la tasa que da carta de naturaleza a los bautizos civiles

"El Ayuntamiento no está para celebrar ceremonias ociosas", aseguran los populares

23.10.2016 | 05:54

La propuesta de las nuevas ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio no ha gustado al Partido Popular. Entre las medidas planteadas por el PSOE de Carreño se encuentra la estipulación de un precio para los actos de "presentación de niños a la comunidad" -lo que se han venido a llamar "bautizos civiles"- que, hasta la fecha, no estaban regulados. Dado que esta ceremonia "supone un gasto corriente" para las arcas municipales, la intención del Ayuntamiento es fijar una tasa que, este caso, sería la misma que para matrimonios civiles (35 euros para empadronados en el municipio y 100 euros para no empadronados cuando el acto se celebra en el Consistorio). A ojos del PP, esta regulación "es una pérdida de tiempo".

"El Ayuntamiento no está para celebrar ceremonias ociosas, sino para resolver los problemas que están en el ámbito de sus competencias, entre los que no está celebrar bautismos", afirma José Ramón Fernández, portavoz de los populares en Carreño.

Reducción de impuestos

Además de la creación de esta tasa, el Ayuntamiento también pretende reducir el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en un 10 por ciento, la plusvalía en cerca del 40 por ciento. El gobierno local también tiene previsto realizar una deducción del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que estará encaminada a las pequeñas y medianas empresas. De esta manera, el Ayuntamiento pretende establecer una rebaja en la cuota íntegra de la tasa del importe satisfecho por el otorgamiento de licencias urbanísticas, cuando se trate de obras en locales de nueva apertura, siempre y cuando el proyecto no supere los 45.000 euros.

La intención del Consistorio también pasa por aumentar el tiempo de ocupación temporal de los nichos. Actualmente este período es de cinco años, y la intención del PSOE es ampliarlo hasta diez. El motivo de esta iniciativa se debe a que el tiempo mínimo para exhumar un cadáver es de una década, y el Ayuntamiento ha visto cómo algunos usuarios se han desentendido del pago de la renovación, no pudiendo el gobierno municipal desalojar el sepulcro.

"Hemos tratado de reducir la presión fiscal sin perder de vista el necesario mantenimiento de los servicios públicos", argumenta la alcaldesa, Amelia Fernández, sobre la propuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine