Noreña rescata la moscancia

Las jornadas gastronómicas velan por el mantenimiento del cocido, un plato de toda la vida cuya demanda decrece

01.11.2016 | 03:44
Plato de cocido con moscancia.

Puede ser también el cocido de Casa de Anes, de El Berrón, de La Parte o de la Pola de Siero, de Tiñana o de la cuenca minera del Nalón. Me refiero al cocido de garbanzos, tan popular -cada uno en su estilo- en Madrid o en Galicia, en Cataluña o Andalucía, en la cercana Astorga y concretamente en Asturias. Me da la sensación de que va decreciendo su demanda en beneficio de otros platos mas sofisticados. Casi casi hay que recordarlo como plato insustituible en los almuerzos dominicales, con la sopa de fideos, caldo obtenido de la misma cocción y con la mezcla de sabores de todos sus ingredientes como son las patatas, gallina, ternera, hueso de caña, chorizos, jamón, tocino y el manjar sublime: la moscancia. Ya le dedicamos artículo de protagonista, por ser embutido muy poco conocido y que se va afianzando en los mercados y casas de comidas muy lentamente, pues hasta hace algunos años, cuarenta o cincuenta, en Oviedo concretamente, era una perfecta desconocida, no así en el espacio comprendido entre Laviana- Gijón, donde fue dado a conocer gracias al ferrocarril de Langreo y a la carretera carbonera, ramificándose a otras localidades o pueblos cercanos a esta línea de comunicación.

Pero lo curioso del caso es que hace décadas, el cocido estaba considerado como el plato arreglo de la familia, del que podían participar familiares e invitados más de los previstos inicialmente, resolviéndolo la experta cocinera con sólo añadir unas patatas más y un poco de caldo, asunto y eventualidad resuelta.

Mucho texto hay sobre el cocido de garbanzos, muchas anécdotas, muchos chistes y muchos recuerdos de tiempos de hambrunas para algunos no tan lejanos. Pérez de Ayala aseguraba que "la razón de que se le gastase tantas bromas al cocido era motivado porque se comía todos los días y que las cosas más preciosas dejaban de serlo con frecuencia, porque perdían la rareza".

Anécdota curiosa la que cuentan del torero Juan Belmonte en Lima donde fue invitado por un emigrante español a comer cocido en su casa, a lo que el diestro contestó que una de las motivos por los cuales se arrimaba a los toros, era para no volver a comer cocido en su vida?

Teófilo Gautier autor de "Un viaje por España", en el s. XIX contó que en Astigarraga "comieron sopa, luego cocido, plato típicamente español o mejor dicho, único plato español, pues se come todos los días desde Irún hasta Cádiz y viceversa". En ocasiones hablamos del posible rescate con todos los honores en Noreña de este manjar culinario, incluso ahora con jornadas gastronómicas como reivindicación del Camino de Santiago, más que nada, por velar por su mantenimiento y con ello evitar su desaparición, y así nos encontramos como en Lalín, en Tamames, en Astorga o en Potes celebran jornadas de exaltación al cocido con los garbanzos zamoranos de Fuentesaúco que ya dice el refrán que el garbanzo y el ladrón de ese pueblo son, sin olvidar los más menudos de Pedrosillo de Alba o los exquisitos segovianos de Arévalo o los cotizados sevillanos.

Hagamos homenaje al estómago con el plato de nuestros antepasados que no siempre lo más moderno es lo más exquisito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Centro

Ramsés Ilesies, Rubén Cuoto, Xosé Ambás y Pepa Las Murias, cantando.
Pepa Las Murias canta a la vida

Pepa Las Murias canta a la vida

La visita sorpresa de Xosé Ambás, Rubén Cuoto y Ramsés Ilesies a una de las principales fuentes de...

Soldepaz se suma al Día de los Derechos Humanos

Soldepaz se suma al Día de los Derechos Humanos

El colectivo Soldepaz Pachakuti aprovechó el día de los Derechos Humanos para presentar su agenda...

Los escolares piden un instituto para La Fresneda

Los escolares piden un instituto para La Fresneda

"¿Se discute en el Pleno como en el patio?", preguntan los alumnos al gobierno en una visita para...

Parte de la muestra de belenes del mundo se exhibe en la plaza cubierta de la Pola

Parte de la muestra de belenes del mundo se exhibe en la plaza cubierta de la Pola

El nuevo emplazamiento permite exponer este año más de doscientos nacimientos

´Al menos merecen una placa´, reclaman en Lieres para la fosa del pozo Tartiere

´Al menos merecen una placa´, reclaman en Lieres para la fosa del pozo Tartiere

Familiares de víctimas enterradas en la zona durante la Guerra Civil piden con el apoyo de Somos...

Agustín Guzmán: ´No hay palo que Jovellanos no toque, asombra con su actualidad´

Agustín Guzmán: ´No hay palo que Jovellanos no toque, asombra con su actualidad´

La tercera jornada jovellanista de Nava subraya el valor que tiene hoy su figura

Enlaces recomendados: Premios Cine