12 de noviembre de 2016

Andrés Martínez recopila "un fondo inédito" sobre el convento de las clarisas

Destaca que los documentos son "imprescindibles para el estudio de la zona rural central de Asturias" al reflejar la sociedad del siglo XVIII

12.11.2016 | 04:34
Sobre estas líneas, el autor del libro aplaude la intervención de Picado.

"Es un fondo inédito", apuntó el vicepresidente del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea), cronista de Piloña y especialista en historia monástica, Andrés Martínez Vega, sobre la "Colección de documentos del convento de la Purísima Concepción de Villaviciosa", que ayer presentó en la iglesia del cenobio. Es una obra editada por el RIDEA.

Las monjas clarisas de Villaviciosa perdieron su archivo en 1936, al quemarse en un incendio, por lo que Martínez Vega ha tenido que desarrollar una ardua labor de investigación en el Archivo Histórico de Asturias, en la que empleó unos 4 años buceando en documentos notariales de Villaviciosa y de concejos entre 1702 y 1754. De estos papeles se obtiene una "información inmesa" sobre la sociedad de la época, por lo que esta colección "es imprescindible para el estudio de la zona rural central de Asturias".

Andrés Martínez Vega destacó que la comunidad de monjas clarisas de Villaviciosa nació como beaterio, es decir como una comunidad de beatas hasta la fundación del convento en el siglo XVII, pero no se las reconocerá como monjas de clausura hasta 1753. El autor del libro incluye también las primeras constituciones para vivir bajo unas normas, que les concedió el obispo Agustín González Pisador. En esta colección de documentos, además, incorpora un índice onomástico y patromínico.

La madre abadesa, María Luisa Picado, destacó que el de Andrés Martínez Vega, con gran vinculación con las clarisas maliayesa, ha sido "un trabajo de documentación ímprobo". Por lo que le agradeció el "tiempo, estusiasmo, cariño hacia la casa y trabajo". Reconoció que es "una persona muy entrañable para la comunidad". "Sin el apoyo moral, económico y la empatía con la gente es muy difícil que un monasterio siga funcionando hoy".

El archivero de la catedral de Oviedo y sacerdote maliayés, Agustín Hevia Ballina, repasó la historia del "Franciscanismo en Asturias y Franciscanismo en Villaviciosa". El convento de esta orden de San Juan de Capistrano maliayés, con colegio y seminario para misioneros, se inauguró en 1694, aunque antes hubo presencia de franciscanos en Villaviciosa. Los frailes tuvieron como primera residencia el hospital de Sancti Spiritus (escuelas graduadas). En 1835 los religiosos fueron expulsados y parte del monasterio fue cedido al Ayuntamiento y pasó a ser hospital. Hoy es la residencia de ancianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Centro

Las instalaciones de Alperi Cuesta en Noreña.
La cárnica Alperi Cuesta cierra en Noreña tras 30 años de actividad

La cárnica Alperi Cuesta cierra en Noreña tras 30 años de actividad

La empresa comunica su liquidación a los empleados después de fracasar las negociaciones para su...

El nuevo césped de El Bayu estará apto para la práctica del fútbol a inicios de febrero

El nuevo césped de El Bayu estará apto para la práctica del fútbol a inicios de febrero

Las instalaciones lucen ya un flamante manto verde y los operarios confían en que el mal tiempo no...

Valdesoto quiere estar al día

Valdesoto quiere estar al día

La parroquia se queja de los frecuentes cortes telefónicos y de internet: "No puede pasar esto en...

Benditos animales los de Robledo

Benditos animales los de Robledo

"Antes era el ganado, ahora las mascotas", explican los vecinos que acudieron a la tradicional...

Los de Perlora celebran San Antón

Los de Perlora celebran San Antón

Numerosos vecinos de Perlora participaron ayer en la misa por San Antón. La ceremonia fue cantada...

IU de Noreña quiere eximir del pago del IBI a los dueños de hórreos centenarios

La formación plantea que las demás construcciones etnográficas tengan una bonificación del 90% del...

Enlaces recomendados: Premios Cine