12 de noviembre de 2016
12.11.2016
Lne.es »

Paniagua: "Lugones ha aparcado la segregación... de momento"

La relevancia de los movimientos asociativos para mejorar la localidad centra un debate sobre su historia reciente

12.11.2016 | 04:34
Por la izquierda, Manchado, Sánchez, Paniagua y Coppen, ayer, en la Casa de Cultura de Lugones.

A Lugones le queda mucho por pelear. La historia reciente de la localidad y sus perspectivas de futuro fueron ayer tema central de un intenso debate a cuatro en la Casa de Cultura de la localidad sierense. Un coloquio moderado por Miguel Manchado y en el que participaron el geógrafo Carlos Sánchez, el cronista de la localidad, José Antonio Coppen, y el historiador del Arte Pedro Paniagua, comisario de la exposición sobre los últimos 40 años de la historia local, integrada en la semana cultural del grupo "Principado", en la que también se enmarcaba el coloquio.

Fue, precisamente, Paniagua el que esbozó uno de los temas centrales del debate: la historia reciente de Lugones está marcada por la fortaleza de sus movimientos asociativos y por las sucesivas reivindicaciones que, de manera paulatina, fueron reforzando la relevancia de la localidad y logrando avances en materia de infraestructuras que ahora disfrutan todos los lugonenses.

En este ámbito, Paniagua hizo también alusión a las reivindicaciones segregacionistas que, con especial fuerza a finales del pasado siglo, reclamaban un ayuntamiento propio. "El debate de la segregación se ha aparcado en Lugones... de momento", anticipó el historiador.

En una línea similar, el cronista de Lugones, José Antonio Coppen, repasó unas movilizaciones que él vivió en primera persona, como también todo el debate en torno a la separación de Lugones del resto del concejo de Siero. "Desde que estamos en democracia, en todas las autonomías ha habido disgregaciones de concejos, menos en Asturias. Somos así...", afirmó Coppen, en una reflexión que mereció el aplauso del numeroso público que asistía al coloquio en la Casa de Cultura.

El cierre a las intervenciones lo puso el geógrafo Carlos Sánchez, quien radiografió la evolución de Lugones y anticipó algunas claves en pos de un crecimiento sostenible. Entre sus reflexiones, Sánchez precisó que dos crisis, la del petróleo en 1973 y la de 2007, habían librado a la localidad de sendos planes de desarrollo urbanístico que podrían haber sido nocivos, y puso el acento en la gravedad de la contaminación ambiental y acústica que padecen los lugonenses.

En este sentido, Sánchez anticipó que los problemas de contaminación acústica pueden ir a peor, toda vez que la zona de desarrollo prevista para la localidad, La Ería, entra dentro del ámbito de impacto de la autovía A-66, y se verá agravado una vez que se desarrollen algunas infraestructuras planificadas.

A modo de conclusión, Sánchez se refirió a su propia trayectoria educativa para lamentar que, pese a completar la Primaria y la Secundaria en Lugones, nunca disfrutó de clases específicas sobre la historia y el patrimonio de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine