17 de noviembre de 2016
17.11.2016
Lne.es »

La rotonda para aliviar el tráfico en La Barquerina, en dos meses

La glorieta tendrá dos carriles y mejorará los accesos a la autovía del Cantábrico desde las carreteras del interior

17.11.2016 | 03:58
Trabajos ayer en La Barquerina.

Las obras de construcción de una segunda rotonda en La Barquerina (Villaviciosa), en la antigua carretera de Oviedo, ya han comenzado. El plazo de ejecución es de siete semanas, por lo que está previsto que estos trabajos estén listos en un par de meses: aproximadamente a finales de diciembre. Estas labores están presupuestadas en 115.222 euros, pero finalmente fueron adjudicadas en 72.500 euros, lo que ha supuesto una rebaja importante y, en consecuencia, un ahorro para las arcas municipales.

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, explicó que aunque se trata de una carretera autonómica, la financiación es local porque urgía acometer estos trabajos necesarios, por cuestión de seguridad, y el Principado no estaba en condiciones de poder ejecutarlos por razones económicas. Así por los está costeando el Ayuntamiento. Vega recordó que tanto esta rotonda como la otra de la Barquerina, deberían haberse construido en el momento de la urbanización de la zona. Pero la de la carretera Nacional 632 también fue sufragada con fondos municipales, a pesar de ser competencia estatal.

La nueva glorieta de la Barquerina tendrá dos carriles de cinco metros cada uno y un islote central de 11,5 metros de radio, explicó Vega. Los operarios han comenzado por levantar un muro de 21 metros de longitud en la propiedad de un particular con el que llegaron a un acuerdo para la cesión voluntaria de parte de su finca.

"Es una obra muy necesaria", destacó el alcalde maliayés, al tratarse de "una zona de mucho tráfico", pues supone el enlace con la autovía del Cantábrico para los vehículos que vienen de Valdediós, la carretera de Cabranes o de la zona de Les Colomines. Así que se hace necesaria una rotonda que permita una mejor regulación del tráfico.

Los responsables de la obra y trabajadores explicaron que tienen previsto que estos trabajos afecten lo menos posible y no creen que sea necesario el desvío provisional del tráfico.

Igual de prioritaria es la tan demandada rotonda en el cruce de el Riañu. Aquí se suelen producir grandes retenciones, principalmente en épocas de gran afluencia turística, como el verano. Se crea colapso entre los vehículos que vienen de la autovía del Cantábrico y se dirigen a Tazones o Les Mariñes con los que hacen el trayecto inverso. Unos y otros tienen que realizar un stop y ceder el paso a los que salen de Villaviciosa, así que las aglomeraciones suelen ser frecuentes aquí, causando largas caravanas. "Retomaremos esas gestiones con el Ministerio de Fomento para que planifique y ejecute la glorieta", explicó Alejandro Vega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine