02 de diciembre de 2016
02.12.2016

"Llevamos más de 30 años en el olvido", denuncia la cantera de atletas de Lugones

Los deportistas locales confían en que los 150.000 euros para el área de Santa Bárbara sean "un primer gran paso"

02.12.2016 | 03:56
Selena Cabal realiza un salto de longitud ante la mirada de, por la izquierda, Aitana González, Carmen Fernández, María Río y David Sánchez, en una pista pendiente de mejoras.

Los alrededor de 120 integrantes de la sección de atletismo del Atlético Lugones están cansados de hacer mucho con poco, y por ello reclaman mejoras en sus instalaciones que les permitan desarrollar con dignidad los entrenamientos diarios, limitados por unos equipamientos que en algunos casos cuentan con más de tres décadas de antigüedad.

Corría el año 1983 cuando el entrenador Luis Manuel Menéndez introdujo el atletismo en la localidad con la puesta en marcha de una pista que desde entonces apenas ha experimentado mejoras. "Es un espacio de ceniza que recientemente se rellenó tras un largo abandono", explica, al mismo tiempo que muestra la necesidad de crear un espacio para velocistas. "El actual terreno es bueno para el fondo, pero serían buenos unos carriles de tartán para los que compiten en distancias cortas", explica Menéndez, que señala que los expertos en esas disciplinas suelen acudir a entrenar a otras instalaciones de sitios como Gijón.

De todos modos, el alma mater del atletismo local reconoce que parecen ver la luz al final del túnel. "Llevamos más de 30 años en el olvido, pero parece que empezamos a existir", señala sobre la inclusión en los presupuestos para el próximo año de una partida de 150.000 euros para mejoras en el área deportiva de Santa Bárbara. "Al parecer hay planes de crear nuevos vestuarios, adecentar la zona de saltos y hacer alguna mejora más", explica Menéndez sobre lo que considera "un primer gran paso", que, no obstante, espera que "se concrete finalmente".

A esas mejoras hay que añadir también otras que se están acometiendo actualmente en la zona de lanzamientos. "Es un trabajo menor que permitirá ganar seguridad, pues hasta ahora había el riesgo de que los lanzamientos afectasen a los atletas que entrenaban otras disciplinas", sostiene el carismático preparador, que lamenta el hecho de que apenas exista reconocimiento para los grandes deportistas que entrenan en Lugones. "Tenemos aquí gente que está compitiendo al máximo nivel nacional y, sin embargo, las instalaciones dejan mucho que desear", comenta con cierta rabia que espera contener con unas actuaciones que, a su juicio, beneficiarán también al equipo de fútbol, pues se prevé crear también un nuevo gimnasio de uso compartido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine