30 de diciembre de 2016
30.12.2016

El balón enseña hasta a hablar en El Berrón

El campus navideño de fútbol de la localidad conjuga los aspectos técnicos con una formación integral

30.12.2016 | 03:35
Detrás, por la izquierda, Arturo Martínez, Franco Rivarola, Jaime Menéndez, Diego Braña y Mateo Roza. Delante, Constantin Karamitov, Nacho Carranza, Luis García, Álvaro García, Fabián Bustillo y Pelayo Alonso.

"Esto no se trata sólo de mejorar la técnica, sino que también hay muchos que salen hasta aprendiendo mucho vocabulario". Así explica Arturo Martínez, exjugador de Primera División, entrenador y titulado en "coaching", el contenido del campus infantil que se celebra en el campo municipal de El Berrón desde el lunes y que hoy culmina con una decena de niños con una mayor preparación para el mundo del balón y la vida en general.

Las sesiones se prolongaron a lo largo de toda la semana entre las nueve y media de la mañana y la una y media de la tarde, y los niños hicieron un poco de todo. "Tratamos de enseñarles que es muy importante defender las opiniones propias de cada uno, pero nunca faltando al respeto", indica Martínez sobre la importancia de inculcar ciertos valores a unos jóvenes que también tienen como técnico estos días a otro experto en la materia del "coaching" como Lolo Mántaras.

En las diferentes jornadas la formación recibida se divide en dos partes claramente diferenciadas. Por un lado, los niños, procedentes de El Berrón, la Pola y Langreo y de edades comprendidas entre los 8 y los 14 años, ahondan sus conocimientos técnicos hasta límites hasta ahora desconocidos. "Hacemos trabajo con balón y hasta sesiones de vídeo", explica Arturo que, sin embargo, destaca más otros aspectos menos trabajados habitualmente por los equipos de categorías inferiores. "Reciben charlas sobre comunicación, liderazgo, compromiso y otros valores que consideramos esencial transmitirles", añade.

Todo ello va acompañado también de otras nociones sobre aspectos de la vida como la nutrición o la disciplina a la hora de organizarse por sí mismos. Así, se establecen unos rigurosos horarios en los que los pequeños toman sus piezas de frutas y siguen las normas de higiene personal y responsabilidad sobre el material deportivo y su propia ropa. Lecciones de vida que confían en que les conviertan en mejores futbolistas y, sobre todo, mejores personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine