La Policía detiene a un sierense por robar un televisor en una tienda y en bares en la Pola

Una leonesa y un ovetense, arrestados por la Guardia Civil al tratar de sustraer varias tabletas electrónicas en Paredes

06.01.2017 | 15:47
Enrique Sánchez (izquierda) y Magin Caballero señalan la zona donde se producen las retenciones.

En Siero no dan tregua a los ladrones. La Policía Nacional detuvo hace unos días a un hombre como presunto autor de varios hurtos cometidos recientemente en la Pola. El individuo, de 43 años, reside en la localidad y tiene numerosos antecedentes por delitos contra la propiedad.

Fue identificado como el autor del hurto al descuido de un televisor, valorado en 1200 euros, que estaba instalado en un establecimiento de venta de pinturas de la Pola, que se utilizaba la proyección de vídeos demostrativos y de publicidad. Investigaciones posteriores permitieron relacionarle con la sustracción en varias máquinas expendedoras ubicadas en varios locales de hostelería de la localidad. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Siero, quien decretó su puesta en libertad y queda a la espera del juicio.

Según fuentes policiales, este supuesto ladrón parece que no tiene nada que ver con otros hurtos recientes que ese han producido en la capital sierense, para intranquilidad de los vecinos, como fue el intento de robo en un cajero, que fue frustrado por una pareja. El hombre, incluso, echó a correr tras el caco pero se dio a la fuga, aunque, al menos, estos dos arriesgados viandantes consiguieron chafarle los planes cuando le vieron merodear de forma sospecha por la zona. Pretendió actuar cuando dos jóvenes estaban sacando dinero del cajero de un céntrico banco de Pola de Siero.

En estas semanas también hubo que lamentar que una mujer sufrieran un tirón del bolso, con el que el ladrón salió huyendo, a la altura del centro de mayores de Les Campes, también en Pola de Siero. Otra señora sufrió un ataque en el portal de su vivienda. El caco aprovechó que la mujer entraba para colarse y llevarse las alhajas que llevaba encima y el poco dinero que portaba. El susto fue grande y los vecinos fueron quienes la socorrieron inicialmente al acudir a sus gritos de auxilio.

Además, de estos incidentes, los amigos de lo ajeno han querido aprovechar el gentío de compradores en los grandes centros comerciales para pasar desapercibidos intentando llevarse regalos tecnológicos sin pasar por caja. Las tabletas electrónicas han sido la estrella este año. Pero la Guardia Civil tampoco se lo ha puesto fácil a los cacos. Pues ha detenido a dos personas en estas Navidades en el área comercial de Paredes.

La primera de ellas fue el 16 de diciembre, a las 21 horas. Una mujer (N.M.P.C) de 43 años, vecina de León, fue sorprendida tratando de sustraer tres tabletas electrónicas valoradas en 1.200 euros. Acabó detenida por la Guardia Civil, al igual que otro individuo (K.M.E), vecino de Oviedo y de 20 años, que también pretendía que la compra le saliera gratis. Fue arrestado el día 22, a las 14 horas, por la Guardia Civil después de que el vigilante de seguridad le cogiera tratando de llevarse otras 4 tabletas digitales, valoradas en 840 euros.

La Guardia Civil, ante las aglomeraciones en el área comercial de Siero por las compras navideñas, ha intensificado la vigilancia, no sólo en los accesos, que se colapsaron estos días, también en el interior de los centros, a través de los agentes del puesto de Noreña y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Gijón (USECIC).

Además, no hay que olvidar que España se encuentra en alerta 4 por terrorismo y las fuerzas de seguridad han incrementado la vigilancia en lugares masificados. No obstante, los agentes creen que están siendo una Navidades "tranquilas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine