19 de enero de 2017
19.01.2017

La Fresneda pide una mayor frecuencia en la recogida de basura de los contenedores

Los vecinos reclaman civismo y más puntos limpios contra la acumulación de residuos

19.01.2017 | 04:30
Unos contenedores soterrados, con la basura a rebosar, junto al parque de La Fresneda.

La asociación de vecinos de La Fresneda reclama un aumento en la frecuencia de la recogida de residuos de los contenedores soterrados de la urbanización, con el objetivo de terminar con las habituales acumulaciones de basuras y de todo tipo de objetos que exponen a los usuarios a ser objeto de sanciones que consideran inmerecidas.

El colectivo considera que esta problemática cuenta con dos vertientes. Por un lado, creen que la "falta de civismo" de algunos usuarios ayuda a que la saturación de los contenedores sea más frecuente de lo que debería. "Hay gente que utiliza los contenedores para tirar enseres u otros objetos a los que les corresponde otro destino", explica el presidente de la asociación, Óscar Llamas.

No obstante, el mismo colectivo considera que los puntos limpios existentes en la urbanización son insuficientes. "El hecho de que se llenen tan rápido deja claro que hacen falta más", señala Llamas, que, de todos modos, recuerda que esta problemática ya ha sido trasladada al Ayuntamiento y existe un compromiso de crear hasta cuatro puntos limpios que alivien la saturación de los ya existentes.

Medidas aparte, los vecinos piden que exista una mayor concienciación y civismo por parte de algunas personas que, aseguran, hacen caso omiso de los horarios establecidos para la recogida de determinados materiales. Concretamente, se recuerda que existen recogidas semanales de enseres, así como de residuos generados por siegas o podas en las zonas verdes. Unos servicios que, entre otros fines, tienen el de evitar la saturación de los servicios diarios de recogida de basura, pero son sustituidos en algunos casos por soluciones más fáciles a nivel particular, pero más perjudiciales a nivel colectivo.

Son todas estas circunstancias las que hacen que cada vez sea más habitual encontrar los contenedores llenos a rebosar con todo tipo de materiales que no vienen a cuento. "A veces te encuentras con somieres, libros o cualquier cosa que te puedas imaginar, y que no debería estar ahí", explica Óscar Llamas, que dice dar traslado a estas peticiones después de que en las últimas semanas se multiplicaran las quejas por parte de usuarios que no pueden tirar su basura al estar llenos los contenedores. Una situación que se produce a pesar de las advertencias a través de carteles perfectamente visibles en los que se recuerda que depositar basuras fuera de los contenedores puede llevar a su responsable a ser objeto de sanciones que van desde los 600 a los 3.000 euros, dependiendo de la gravedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine