30 de enero de 2017
30.01.2017

El Trail Run Festival cierra con ambición

"Hay que mejorar muchas cosas, pero este año se ha notado la calidad", dicen los organizadores de la feria, que se cerró ayer con la subida al Picu Fariu

30.01.2017 | 03:21
Arriba, la salida de la subida al Picu Fariu; a la izquierda, ambiente ayer en la plaza cubierta.

La segunda edición del Trail Run Festival de la Pola cerró ayer con buenas sensaciones. Aunque, como señalaba su principal organizador, Juan Fuego, "hay que mejorar muchas cosas", lo cierto es que la evolución del festival para los amantes de las carreras a pie ha sido buena. "Creo que, más que la cantidad, lo que más se ha notado este año es que hemos mejorado en calidad", sostiene Fuego.

Por lo pronto, la oferta ha sido más sustanciosa este año. En primer lugar, por las charlas. Las ha habido de todo tipo, algunas muy técnicas, sobre calzado o nutrición, por ejemplo, y otras más abiertas, protagonizadas por gente con cierto poso heroico, como Manuel Monasterio, corredor de fondo trasplantado de riñón; Carlos Sa, corredor de ultramaratones y protagonista de enormes hazañas, como la travesía de Groenlandia (700 kilómetros con temperaturas bajo cero), o el campeón del mundo de trail, Luis Alberto Hernando.

Todas esas charlas sirvieron de aperitivo al plato fuerte, el festival propiamente dicho, que se celebró en la plaza cubierta de la Pola y también por las calles de la localidad. El recinto contó con un total de 51 expositores en los que estaban representadas importantes carreras, tanto de Asturias como de fuera de la región. Entre otras, la del Alto Sil, la Travesera de los Picos de Europa, Pirineos Fit o Riaño Trail Run. Y también todo un mundo profesional que rodea a las carreras: los fisioterapeutas, lo que graban, los que cronometran, y un largo etcétera.

Pero el gran protagonismo, como no podía ser de otra manera, lo tuvieron las carreras, que se celebraron en distintas modalidades a lo largo del fin de semana. Ayer se celebraba la última de ellas, la ya célebre Subida al Picu Fariu, que culminaron un total de 201 corredores, y que ganó Xuan Presa, con un tiempo de 1 hora y 41 minutos, por delante de Eneko Iturrieta y Pablo González, este último ganador en la categoría sub 23. El primer veterano fue Rubén Blázquez, y la victoria en la categoría femenina fue para Azara Marcano.

Por otra parte, el sábado por la tarde se celebraba un criterium atlético, una atractiva milla urbana para todas las categorías, desde chupetines hasta senior, que contó con la participación de cerca de 300 corredores. El ganador absoluto fue Mohamed Bakkali, y la carrera popular la ganaron, en la categoría masculina, Manuel Pérez, y en la femenina, Beatriz Álvarez. Los ganadores junior fueron Marcos Obejo y Nela Lois; en juveniles, Marcos Mencía y Marta Menéndez; en cadetes, Ian Estremeza y Estefanía Olay, y en infantil, Lucas García y Elsa Matute.

También se celebró, en el marco del festival, una gala en la que se nombró, por votación popular, a los mejores corredores de Asturias de entre los previamente seleccionados por la organización. Todos ellos recibieron su reconocimiento en la Gala Nortrail, celebrada el sábado por la noche. Los premiados fueron: Carlos Llerandi y Claudia Gutiérrez, en la categoría sub 23; Vitorín Fernández y Chelo Velasco, en la categoría senior; Santi Obaya y Marta Díaz, en la de veteranos A, y Juan Mier y Ana Cristina Aguado, en la de veteranos B.

El festival cerró ayer sus puertas con el propósito de sus organizadores de seguir creciendo los próximos años, y de ir mejorando en todo lo posible tanto lo que se ofrece en la plaza cubierta como las charlas y las carreras. Seguirá siendo en enero, en eso no va a cambiar, y aspirará -está en camino- a convertirse en cita obligatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine