14 de marzo de 2017
14.03.2017

IU prevé colocar cámaras en Grado y la oposición pide más medidas de seguridad

Los equipos, con un coste de 8.000 euros, serán móviles PSOE, PP y Foro reclaman una ordenanza contra el vandalismo y más iluminación viaria

14.03.2017 | 03:43
Pintadas aparecidas en el frontón el pasado mes de enero.

Con la intención de frenar y disuadir los actos delictivos en el concejo, el gobierno local de Grado anunció ayer la instalación un sistema de videovigilancia en el concejo. Las cámaras, que serán adquiridas "en breve", son de tipo móvil, lo que posibilitará que su ubicación sea itinerante, en función de las necesidades. Está previsto que los dispositivos se instalen en el centro de la villa, así como en otras localizaciones de las afueras, como el polígono de La Cardosa. La noticia fue acogida de buen grado por los grupos municipales en la oposición, si bien piden "medidas complementarias" a la puesta en marcha de este servicio, que tendrá un coste de 8.000 euros para las arcas municipales.

"Son varios los motivos que nos hicieron tomar esta decisión. Basta poner como ejemplo la reiterada aparición de pintadas en el casco urbano y alrededores de la villa o los robos de material y actos vandálicos en el polígono industrial", explica el gobierno local, que ya ha iniciado los trámites con la Delegación del Gobierno para obtener los permisos necesarios para la instalación de este sistema.

Mientras que el Ayuntamiento considera que ésta puede ser una iniciativa que frene el vandalismo en el concejo, la oposición urge "medidas complementarias" al sistema de videovigilancia. "Además de las cámaras, venimos insistiendo, pleno tras pleno, en que debe redactarse una ordenanza que regule el vandalismo. Que se puedan emprender acciones legales contra los daños al mobiliario y patrimonio público", propone la portavoz de Foro, Patricia Álvarez.

Por su parte, José Ramón González, portavoz del Partido Popular, muestra su "preocupación" por que las cámaras puedan convertirse en un Gran Hermano. "Creemos que los puntos de instalación debería estar consensuado por el resto de grupos municipales y que a los vecinos deben ofrecérseles garantías de que las grabaciones sólo podrán ser manipulables por las fuerzas de seguridad", advierte el edil, que considera que el servicio "ayudará, aunque no será la panacea".

Precisamente, el gobierno local quiere cerrar la puerta a cualquier teoría orwelliana, por lo que asegura que instalará un sistema que "permita una grabación y almacenaje de datos continuo durante varias días" y que estos datos sólo podrán ser analizados por las fuerzas de seguridad en caso de denuncia.

A ojos del PSOE, esta propuesta "debería ser el último recurso" y consideran que "da idea del estado de abandono que hay en el concejo". "No tiene sentido que se instalen cámaras de seguridad en zonas que, por ejemplo, no tienen iluminación, como el caso del polígono. Aunque haya cámaras, sin alumbrado seguirá habiendo robos. Es lo primero que deberían abordar", replica el portavoz socialista, Alfredo Varela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine