15 de marzo de 2017
15.03.2017

"Si fuera en Lugones o la Pola ya estaría listo", dicen en Carbayín del gimnasio incendiado

Los vecinos consideran "excesivos" los casi tres meses que el equipamiento lleva cerrado y reclaman su reapertura

15.03.2017 | 03:48
El gimnasio de Carbayín, ayer.

Los vecinos de Carbayín dicen haber agotado su paciencia a la hora de esperar por la reapertura de su gimnasio. El equipamiento, que fue cerrado tras sufrir un incendio que afectó a la sauna y a los vestuarios el pasado 20 de diciembre, sigue a día de hoy sin ser reparado ni puesto a punto para una reapertura que consideran que es demandada por muchos usuarios de la zona.

Las quejas fueron trasladadas en una asamblea celebrada el lunes por la asociación de vecinos "La Malpica", en la que algunos asistentes mostraron su malestar por esta situación. "Si hubiese pasado lo mismo en la Pola o en Lugones el gimnasio ya estaría listo y abierto", comenta uno de los asistentes a la reunión, en la que se consideraron "excesivos" los casi tres meses que llevan de espera para lograr una solución.

Una demora para la cual aseguran que se pedirán explicaciones al Ayuntamiento en una reunión que podría celebrarse hoy mismo y de la que se espera obtener respuestas satisfactorias para las peticiones de los afectados. "Es una instalación nueva, en la que se invirtió mucho dinero y con la que la gente está muy contenta", coinciden en señalar los lugareños para justificar la urgencia de una actuación.

Desde que tuviese lugar el suceso que afectó a parte del edificio, todas las actividades que hasta entonces se desarrollaban en el gimnasio de San Marta de Carbayín se trasladaron al polideportivo municipal "Miguel Corujo Ornia" de Carbayín Alto.

La oferta incluye desde gimnasia de mantenimiento hasta judo para adultos, pasando por pilates, zumba, yoga y los servicios propios de gimnasio y sauna, que también son ofertados en el equipamiento ubicado en la localidad vecina.

Los vecinos aseguran que la situación se achacó en un principio a varios trámites administrativos, pero consideran que comienzan a demorarse demasiado como para ser aceptados como excusa de la paralización de un servicio público que creen que debería de retomarse "lo antes posible" para que tanto el gimnasio como el polideportivo recuperen su funcionamiento normal y den servicio a los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine