21 de abril de 2017
21.04.2017

La Pola desnuda al Ejército franquista

"Era una milicia de partido llena de mandos ineptos", explica José Ignacio Domínguez, teniente coronel de aviación retirado, en el IES Juan de Villanueva

21.04.2017 | 03:46
José Ignacio Domínguez, entre el director del instituto, Sergio Álvarez, y la profesora de Historia Mercedes Melendi, dirigiéndose a los alumnos de segundo de Bachillerato ayer en la Pola.

El Ejército del franquismo "no era un Ejército profesional, era una milicia de partido". Es una de las cuestiones que ayer aprendieron los alumnos de segundo de Bachillerato del Instituto Escultor Juan de Villanueva, de Pola de Siero. Se las contó José Ignacio Domínguez, teniente coronel de aviación retirado que viajó desde Madrid para participar en el homenaje a la Unión Militar Democrática (UMD), a la que perteneció, y que estos días promueve la asociación "Tertulias en Llanes" en Oviedo y en varios institutos de la región.

Domínguez destacó que aquel Ejército tenía dos misiones: luchar contra el enemigo interno (los demócratas) y contra el externo, principalmente Rusia La por la influencia norteamericana. "Era una milicia de partido, muy politizada, con la principal misión de mantener la dictadura", insistió Domínguez. Había una clara división entre los militares que habían participado en la Guerra Civil, más politizados, y aquellos que procedían de las academias. Entre estos últimos fue donde surgió un gran descontento que desembocó en la fundación de la UMD.

Aquel Ejército se caracterizaba, según explicó José Ignacio Domínguez, por la ineptitud de los mandos, lo que generaba gran frustración profesional porque frenaban los ascensos de quienes eran de carrera militar. Además, la enseñanza era baja y trabajaban con material obsoleto. El teniente coronel jubilado, que fue el primer aviador de la UMD, puso ejemplos de caciquismo como la pista de aterrizaje que el entonces ministro del Aire, Eduardo González-Gallarza, mandó construir junto a la playa de la Lanzada, porque veraneaba en La Toja (Galicia). Hoy es un aparcamiento que da servicio al arenal. El general Salvador Díaz-Benjumea tampoco dudó en llevar a los invitados a la boda de su hija en aviones militares.

Una consecuencia de "este Ejército más parecido al de Pancho Villa" eran los muchos accidentes de avión en acto de servicio, pues había uno al mes, aunque no transcendía porque lo impedía la censura. "En este ambiente se creó la UMD. Nos opusimos a la dictadura y a que se usara el Ejército para mantener una dictadura insostenible", explicó. Relató cómo se las arreglaba para enviar panfletos desde la clandestinidad y que se inspiraron en la revolución de los Claveles en Portugal, donde los militares tomaron el poder. Aunque la UMD, clave en la Transición, se deshizo en 1977, aún quedan cuestiones pendientes como la reforma del sistema de justicia militar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine