11 de julio de 2017
11.07.2017

Siero aumenta las medidas de seguridad en el Carmín por la alerta terrorista

Se restringe el paso de vehículos pesados al prau de la romería y sólo los autobuses de la plataforma de transporte tendrán acceso al recinto

11.07.2017 | 12:07
Siero aumenta las medidas de seguridad en el Carmín por la alerta terrorista

Pola de Siero extremará las medidas de seguridad en la romería del Carmín. Todas las precauciones son pocas teniendo en cuenta que España está en nivel 4 de alerta antiterrorista -la máxima es 5 y se reserva para inminente atentado-, así que este año los vehículos pesados tienen prohibido el acceso al recinto. Esto significa que sólo los autobuses que formen parte de la plataforma de transporte de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero están autorizados y pasarán un control policial. En total, serán unos 114 los permitidos.

"Los que no estén no tendrán acceso al recinto", remarcó el presidente de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, Jenaro Soto. El resto de autocares que traigan viajeros a Pola de Siero para disfrutar del Carmín, la gran romería de Asturias, tendrán que apearlos y recogerlos en la estación.

El jefe de la Policía Local de Siero, José Enrique Fernández, explicó que habrá controles para el acceso de vehículos en la calle Alcalde Parrondo, en la plaza de Europa y en los accesos al prau de la Sobatiella "para evitar que personas sin registrar previamente entren en el recinto". Es decir, los policías supervisarán desde la glorieta de Marcenado hasta la rotonda de Ullaga. El objetivo es vetar el paso de vehículos grandes a una zona en la que el lunes se concentrarán miles de personas. Se quieren poner las máximas medidas en beneficio de la seguridad y evitar un hipotético atentado terrorista.

Serán 42 los agentes locales los que velarán por la seguridad de los asistentes en el dispositivo establecido en la mañana, tarde y noche del lunes 17, y en la mañana del martes 18. En total, formarán parte de este dispositivo de seguridad unas 180 personas, que incluyen efectivos de la Policía Nacional, miembros de Cruz Roja y voluntarios de Protección Civil. Los turismos deberán acceder por la glorieta de Marcenado y por la Tejera.

Las fuerzas del orden, aunque se centrarán especialmente en la romería en la Sobatiella, también vigilarán el desfile de charangas y bandas de música y gaitas. Como en años anteriores, se mantendrán las restricciones al tráfico en zona como la calle Alcalde Parrondo. La gran novedad es que los vehículos pesados no tendrán acceso al prau de la fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine