01 de agosto de 2017
01.08.2017

Los vecinos piden más vigilancia policial tras el robo en un coche en el parking de La Cebera

Los cacos, que abrieron la puerta del vehículo sin causar daños, se llevaron tarjetas y un permiso de armas

01.08.2017 | 04:25
Coches aparcados en el entorno de las parrillas de La Cebera.

Un robo producido en el aparcamiento de La Cebera en la tarde del sábado ha hecho saltar las alarmas entre los vecinos, que piden mayor vigilancia y presencia policial para el parque de Lugones, que estos días acoge el ciclo cultural "Las noches en La Cebera" y este fin de semana será el escenario de las tradicionales fiestas del Carbayu. Aunque los cacos no lograron llevarse más que una cartera y la documentación que había dentro, los vecinos urgen "más seguridad" para una de las zonas más frecuentadas por los sierenses durante la temporada estival.

El robo en cuestión tuvo lugar en la tarde del sábado, a plena luz del día. "Dejamos el coche aparcado en la entrada a La Cebera más próxima al campo de fútbol y, como hacemos con frecuencia, fuimos a la zona de parrillas para disfrutar de la tarde de verano en familia. Cuando llegamos de vuelta al vehículo para irnos, a las diez de la noche, ya encontramos la puerta apoyada, no cerrada", explica Arancha Lombraña, afectada junto a su marido por la sustracción en su Seat Córdoba.

Por suerte para los afectados, los cacos lograron abrir el coche con mucha pericia, por lo que no ocasionaron daños en el vehículo. Además, en el interior del automóvil sólo había una cartera en la que se encontraba la documentación del marido de Lombraña, pero no había dinero.

"En cuanto nos percatamos del robo nos dirigimos a la Policía Local para cursar denuncia. Allí nos dijeron que el trámite debíamos realizarlo en la Policía Nacional y, mientras mi marido se desplazaba a Oviedo para poner en conocimiento de las autoridades los hechos, nos llamaron los agentes de Lugones para comunicarnos que habían dejado en comisaría el DNI, el permiso de conducir y algunas tarjetas de visita", relata la afectada, quien explica que en la cartera también había un permiso de armas y otra documentación que, de momento, no ha aparecido.

Pese al desagradable suceso, Lombraña, habitual del parque lugonense, asegura que no dejará de disfrutar de las instalaciones: "Tendremos más cuidado, y pedimos más vigilancia, pero no por ello vamos a dejar de disfrutar de La Cebera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine