13 de noviembre de 2017
13.11.2017

Nace un colectivo para dar salida a las 500 toneladas de manzana que se pierden en el prado

"No puede ser que incluso lo que se produce bajo la denominación de origen se eche a perder", lamentan en Villaviciosa

13.11.2017 | 03:41
Representantes de la recién constituida Asamblea de cosecheros de la manzana de la comarca de la sidra y alrededores, en Villaviciosa, ayer.

La revuelta de la manzana continúa en Villaviciosa, donde los cosecheros independientes se echaron una vez más ayer a la calle para expresar su malestar por la falta de compradores. Más de medio centenar de personas participaron en una concentración frente al Ayuntamiento, en la que los asistentes portaron pancartas con mensajes como "Vender la sidra a quien compráis les manzanes" o "La vecería no ye el problema, ye la disculpa de la Consejería". Los manifestantes desfilaron hacia el Ateneo Obrero de Villaviciosa, donde tras una intensa reunión acordaron poner en marcha la denominada "Asamblea de cosecheros de la manzana de la comarca de la sidra y alrededores". El objetivo inmediato del nuevo ente, aunque no el único, es conseguir colocar las 500 toneladas que estiman se perderán en los prados si nadie recoge.

La asamblea estará capitaneada en esta primera etapa por el portavoz sierense José Luis Álvarez. "No puede ser que incluso la manzana que se produce bajo la Denominación de Origen Protegida se eche a perder. Necesitamos que el Principado tome medidas como subvencionar la compra de depósitos a los lagareros", apuntó.

Los cosecheros independientes anunciaron ayer una nueva movilización para este miércoles, al mediodía, frente al consistorio maliayo. Quieren hacer ver el daño que pueden llegar a sufrir ante la superproducción de manzana de este año, con un mercado saturado y ahogado por el fruto gallego, aragonés, francés y checo, unos céntimos más barato pero de peor calidad. Los productores reclaman además el apoyo público de hosteleros y comerciantes en su lucha.

Quienes asistieron ayer a la concentración de Villaviciosa incidieron en la necesidad de que se tomen medidas como especificar en las etiquetas de las botellas de sidra el porcentajes de manzana asturiana que contienen. Fue el caso de la vecina Cristina Sopeña, de Rozaes, una de las zonas más afectadas por el exceso de cosecha.

"Si no te actúa ya el problema se va a agravar cuando quienes plantaron nuevos manzanos empiecen a tener producción", advirtió. En el encuentro participaron cosechadores de otros concejos como los riosellanos Inmaculada Piñero y su marido José Ramón Avín. "Plantamos 400 manzanos para sidra bajo la DOP y tenemos que acabar vendiéndolo como si fuese normal y a bajo precio, no nos lo quieren. Se paga a un euros y cinco céntimos la hora de trabajo", lamentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine