14 de noviembre de 2017
14.11.2017

El "banco malo" demolerá la antigua fábrica de Muebles Campa en Lugones

"Si no presentan el proyecto en los plazos fijados, abordaremos la obra de manera subsidiaria", advierte el Ayuntamiento

14.11.2017 | 03:38
La fábrica de Muebles Campa, en visible mal estado.

La antigua fábrica de Muebles Campa en Lugones tiene las horas contadas. Según fuentes municipales, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria -más conocida por su acrónimo SAREB o como "banco malo"-, copropietaria de los terrenos, ha llegado a un acuerdo con los otros tres titulares de la finca para llevar a cabo el derrumbe de la antigua mueblería, declarada en ruinas. La entidad tiene hasta el próximo 23 de noviembre para presentar un proyecto de demolición que todavía no ha sido registrado en el Ayuntamiento, que confía en que la SAREB cumpla con su parte del pacto. De lo contrario, el gobierno local advierte: "Si el día 24 no hay proyecto, derruiremos la fábrica de manera subsidiaria".

La antigua factoría de Muebles Campa, en desuso desde 2013, fue declarada en ruina por el Ayuntamiento el pasado junio. Desde entonces, los propietarios de los terrenos, situados en la avenida de Oviedo, a escasos metros del Cruce Viejo, uno de los puntos más céntricos de la localidad, han tratado de buscar un acuerdo para llevar a cabo la demolición de la fábrica. Una vez alcanzado el pacto, y acordado que será la SAREB la que se encargue de las obras, sólo queda que la entidad remita al Ayuntamiento un proyecto de demolición, que éste sea dado de paso por los técnicos municipales y, finalmente, que se proceda a llevar a cabo la demolición.

Desde luego, cabe la posibilidad de que la buena voluntad mostrada hasta ahora por los propietarios no sea tal. Si bien el Consistorio espera que el "banco malo" proceda correctamente y registre antes del 23 de noviembre el plan de demolición, en la concejalía de Urbanismo, está preparado para todo y advierte de que no dudará en proceder a la ejecución del proyecto de manera subsidiaria si los propietarios no cumplen con los plazos.

"El expediente se está tramitando con mucha agilidad y nos consta que los propietarios tienen un acuerdo para que sea uno de ellos quien ejecute la demolición. De incumplir con los tiempos marcados, una vez se les ha concedido una ampliación del período para presentar el proyecto, como así acoge la normativa, el Ayuntamiento lo pondrá en marcha, a través del servicio de contrataciones del Ayuntamiento", anuncia la concejala de Urbanismo, Noelia Macías.

De tener que ejecutar los trabajos de manera subsidiaria, el Consistorio pagaría la obra inicialmente, pero después se repercutiría el importe a los propietarios.

La edil socialista se muestra muy firme en esta posición, que, advierte, no va a variar. "Estamos muy encima de este expediente para que se resuelva de la forma más ágil posible. No va a haber ningún tipo de flexibilidad en los plazos porque queremos solucionarlo lo antes posible", zanja.

La declaración de ruina para la antigua fábrica de Muebles Campa tuvo lugar el pasado mes de junio, en el marco de varias protestas vecinales a cuenta del mal estado en el que se encontraba el inmueble.

Los residentes denunciaban -y lo siguen haciendo- que la antigua factoría se estaba convirtiendo en un vertedero pirata, que había ratas y que dudaban de las buenas intenciones de algunas personas que se veían frecuentando el interior de las naves.

A estas quejas hay que sumar las de un empresario de la zona, que denuncia la aparición de humedades en sus instalaciones como consecuencia del deterioro de la antigua fábrica de Muebles Campa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine